Barranquilla 2018 da la bienvenida a atletas

Barranquilla recibe los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018 con una emotiva ceremonia, que contó con el regreso de Shakira a su ciudad natal

logo

Y ahora que comience el juego, fue la frase con lo cual arrancó la ceremonia de apertura de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018, la competición más antigua de la zona.Una imagen de la constelación dio paso a la visión futurista de la ciudad. El Estadio Metropolitano se convirtió en una nueva ciudad que fue vista desde el futuro, a cientos de millas luz.“Barranquilla 2132, el origen fue el concepto que utilizaron los organizadores para brindar un espectáculo vibrante. El presente y el futuro de una ciudad que brindó el cobijo de la humanidad. Música eléctrica en el escenario.La Miss Universo 2015, Paulina Vega, apareció en el centro de la ciudad, enviada del futuro, para examinar a la nueva creación del mundo.Comenzó ese concierto de vaivenes a ritmo de contrabajo, guitarra y batería. Un son colombiano poco a poco se transformó en notas barranquilleras.Y es que si bien “Barranquilla 2132, el origen, inspirado en el libro homónimo del escritor José Antonio Osorio, mostró una ciudad futurista y de gran adelanto tecnológico, la ceremonia deslizó un paso de la esencia de la ciudad sede de los Juegos Centroamericanos.El pasado y el futuro de esta ciudad se mostró en todo el firmamento deportivo reunido en el monumental estadio Metropolitano, en donde desfilaron las 37 delegaciones.Fue una amalgama de cultura de cómo surgió un pueblo amistoso, abierto al mundo y sus puertas abiertas a él. Una manera de demostrar la calidez de su gente que cautiva con su sonrisa, con su carnaval que baila en las calles tanto de noche como de día.El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, describió a Barranquilla como la ciudad que inspiró al deporte y en donde nació el más grande héroe deportivo que ha tenido el país, el ex beisbolista Edgar Rentería, ganador de dos Series Mundiales.La flama centroamericana que fue encendida en junio pasado en las emblemáticas Pirámides de Teotihuacán, México, se presentó en el escenario gracias al futbolista Carlos Bacca, a la ciclista olímpica Mariana Pajón, y desde luego del propio Rentería.Al final, la internacional cantante Shakira cautivó con su talento, voz y figura. Originaria de esta ciudad, cimbró el escenario y pidió a los atletas seguirla a ritmo de su música y mover el cuerpo, porque este viernes continuará la batalla por la supremacía deportiva.