Toca ganarse el respeto

Se abre el telón

RAOUL ORTIZ
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Macedonia vivirá un evento histórico, se trata de la Supercopa de Europa que van a disputar el Real Madrid y el Manchester United. En un partido plagado de figuras que pone fin a la temporada anterior (determinando al “Supercampeón”) o que muestra el camino en el principio de temporada.Los equipos vienen con algunos cambios en sus planteles que son para llamar la atención, por un lado el Real Madrid con bajas en casi todas sus líneas, destacando las ventas de James, Morata o la salida gratuita de Pepe. Sumando a gente joven como Ceballos, Theo Hernández o Vallejo y manteniendo la base que le ha dado 3 Champions en los últimos 4 años.Por otro lado llega el Manchester United, con las sensibles bajas de Zlatan Ibrahimovic y la del histórico Wayne Rooney. Sin embargo, esas bajas las han suplido con buenos jugadores que harán al equipo más competitivo. Para la zaga llega el sueco Victor Lindelöf, para el mediocampo el serbio Nemanja Matić y para la delantera el subcampeón de goleo en la anterior Premier, Romelu Lukaku.El partido es más importante de lo que muchos creen, pues más allá del título en cuestión, es un juego que puede determinar el camino para ambas escuadras, aunque en este caso hablaremos específicamente del United. Los segundos años para José Mourinho suelen ser los mejores y ha quedado claro en casi todas sus gestiones. Ahora le toca devolver a los “Diablos Rojos” al lugar que les pertenece y para eso tendrá que sacar su mejor versión.El fantasma de lo hecho por Sir Alex Ferguson le ha pegado a sus predecesores, que no han logrado cosechar los títulos que el mito del United sí.Dicho lo anterior, la temporada no será nada fácil, considerando la gran inversión que hizo Pep Guardiola en el patio de al lado y el partido en Macedonia puede ser el parteaguas.Tras gastarse 165 millones de euros, tienen el tiempo encima y la presión de levantar el trofeo que los acredite, al menos por ahora, como el rival a vencer. Mourinho compró tiempo ganando la Europa League, pero si quiere aumentar su crédito y que su equipo se gane el respeto de toda Europa, tendrá que levantar el título ante el equipo más ganador de todos los tiempos.