Ferretti, el deseo del Tricolor

Indicador futbolero

logo

Por segunda ocasión en los últimos tres años, el técnico brasileño Ricardo “Tuca” Ferretti llega como emergente a la Selección Nacional, pero una vez más vuelve a poner tierra de por medio para frenar cualquier posibilidad de que su estadía en el banco del Tricolor sea por todo un periodo mundialista.Ferretti es un tipo firme en sus convicciones, pero ante todo se trata de un personaje comprometido con cada uno de sus proyectos, por esa razón fue que de inmediato desechó posibilidad alguna de terminar de 3 años que aún tiene con Tigres, derrumbando las ilusiones de aquellos que lo desean por muchos años como seleccionador nacional.A sus 64 años, Ricardo sabe que a estas alturas de su vida, y con todo posiblemente resuelto en muchos aspectos, se puede dar el lujo de muchas cosas, pero no de perder la estabilidad que tiene como estratega de Tigres, también sabe que quizá uno de los puntos que le faltaría a su exitosa carrera de 27 años como entrenador es llegar a un Mundial.Ferretti es consciente de la experiencia de dirigir en un Copa del Mundo, sólo una selección se la puede ofrecer, y ésa es la mexicana, el representativo del país que lo adoptó desde 1974 cuando llego a él con la ilusión de triunfar y donde con muchos sacrificios que hizo desde su época de jugador y entrenador, se ganó un nombre y respeto.Pero también tiene claro que el banquillo del Tricolor es uno de los más desgastantes en todos los aspectos y posiblemente es donde sus reflexiones pueden ser más profundas, debido a que cada vez que se toman decisiones, siempre hay cosas que soltar y da la impresión de que no está dispuesto a sacrificar lo que ya tiene ganado.Tener o intentar detener a “Tuca” Ferretti por un ciclo mundialista rumbo a Qatar 2022 se antoja una tarea retadora, pero también complicada para los encargados desde el plano directivo; sin embargo, en este caso sí hay razones de peso que pueden llevarlos a un sacrificio, si en verdad él es el entrenador que se desea para la selección.Sin duda la disposición de Ricardo Ferretti de aceptar dirigir sólo seis partidos al equipo mexicano hasta el cierre de este 2018 habla bien de él y honra su calidad, no sólo como entrenador, sino como un tipo agradecido con el país que le ha dado todas las herramientas para alcanzar el éxito.Ojalá en estas semanas que estará enfundado en su papel de técnico del Tricolor, exista algo que le termine de convencer de que este es su momento, que esta nueva oportunidad que se le presenta es quizá la última que tendría para llegar a codearse con la élite del futbol mundial, si logra llegar a Qatar 2022.  ATLAS CON GOLPES TARDÍOSEse parece ser el comportamiento de la directiva del Atlas, y no es nada en contra de Gerardo Espinoza, a quien ya dieron las gracias como técnico del primer equipo, sino por la dilatada reacción para dar un golpe de timón, y queda demostrado que pese a que el equipo por momentos dio rastros de mejoría, simplemente no fueron suficientes.La experiencia con Espinoza no es la más grata, sólo se consiguieron en la Liga MX 2 de 24 puntos posibles, lo vivido debe servir como un referente al momento de buscar al siguiente entrenador y no tratar de seguir haciendo pruebas y pruebas, sino de verdad buscar a conciencia un estratega que cambie la historia del sufrimiento rojinegro.