Las esperanzas de cambio en Chivas

Amaury Vergara está ante la posibilidad de escribir su mejor ‘película’ al frente de Chivas, a quien busca recolocar en los primeros planos de la Liga MX

FRANCISCO ARREDONDO
logo

Chivas de Guadalajara vive tiempos de cambios en su estructura a nivel directivo, el arribo de Amaury Vergara a la presidencia del club es un paso trascendental en la proyección inmediata del conjunto tapatío y un mensaje directo de los pasos que pretenden dar para colocar al club, una vez más, en los primeros planos de la Liga MX.

 

El novel dirigente de los rojiblancos tiene en sus manos un reto importante, una labor nada fácil, pero en caso de consolidar cada uno de sus planes se catapultará, aunque también es cierto que en este proceso de aprendizaje deberá rodearse de asesores y colaboradores que tengan una visión clara y cierta de lo que es no sólo Chivas, sino la industria del balompié mexicano.

 

Amaury, un amante del cine, también está ante la posibilidad de escribir y dirigir su mejor película, y quizá superar lo hecho por su padre Jorge Vergara Madrigal desde 2002, cuando se hizo de uno de los clubes más populares e importantes del país, pero para lograrlo deberá estar metido cien por ciento en el día a día del equipo ahora dirigido por Tomás Boy.

 

El primer golpe de autoridad dado por el nuevo presidente del Rebaño al prescindir de los servicios de José Luis Higuera es sin duda un mensaje claro y contundente de lo que será todo bajo su control, de entrada da muestras de autoridad, pero ante todo de que pretende un cambio de fondo y sin contemplaciones.

 

Los jugadores con estos movimientos se sintieron liberados, y hasta cierto punto en más confianza para poder dialogar y exponer su sentir e inquietudes para un mejor desempeño en el terreno de juego, que es donde deben responder semana a semana, para devolver esa credibilidad perdida.

 

Amaury Vergara llega a una industria del futbol mexicano totalmente diferente a la que en su momento arribó su padre, pero con la ventaja de que contará con el apoyo y respaldo de los socios en la Asamblea de Dueños, quienes saben que es momento de ser solidarios con ellos.

Los pasos a seguir por este naciente directivo tienen que ser firmes en todo momento, pero también consciente de que lo que menos se puede permitir es caer en constantes equivocaciones, porque tiene sobre la espalda la responsabilidad de evitar el descenso de Chivas, un tema recurrente en el próximo año futbolístico.