La exigencia de Caixinha

Indicador futbolero

FRANCISCO ARREDONDO
logo

El técnico de Cruz Azul, Pedro Caixinha, puso el dedo en el renglón al señalar que hay aficiones en la Liga MX que suelen estar con sus equipos, siempre y cuando las cosas marchen a pedir de boca, los califico como seguidores de moda, un argumento válido, pero que quizá no cuadra, ni mucho menos embona con la que sigue a la Máquina Cementera.Un punto donde posiblemente no reparó el estratega portugués es que si alguna afición en el balompié mexicano es solidaria, entregada y golpeada es precisamente la que tiene el cuadro de La Noria, simplemente porque se trata de fanáticos que en los últimos 21 años han pasado de éxtasis de la pasión a la desilusión de manera recurrente.Desde luego que aquí también cabrían quienes se desviven por los Rojinegros del Atlas, pero en el caso de Cruz Azul, sin duda a Caixinha le pudo haber faltado investigar más profundamente, más allá de que los celestes se puedan ubicar como el cuarto club con menos asistencia en los siete partidos que lleva como local en el Estadio Azteca en el Clausura 2019.En el actual certamen, la presencia de seguidores de la Máquina en el Coloso de Santa Úrsula es de 125 mil 347 para un promedio de cerca de 18 mil fanáticos por partido, mientras que Chivas pese a la crisis de resultados y credibilidad, su afición les ha perdonado, ya que tiene un registro de 272 mil 650 personas en nueve partidos.En tanto el América está en el segundo casillero con 229 mil 649 con una media de 25 mil 521 personas en nueve duelos en el inmueble capitalino, otro de los llamados cuatro grandes del balompié nacional como son los Pumas que han vivido un Clausura 2019 para el olvido, metieron 194 mil 700 seguidores en el Estadio Olímpico Universitario.Los números arriba mencionados reflejan que los aficionados suelen estar con sus equipos, y que no son fanáticos de moda, es por eso que quizá las reflexiones de Pedro Caixinha en esta ocasión, puedan estar distantes de la realidad, al menos con su propia gente, esa que insistimos se podrá enojar, incomodar y hasta frustrar ante los constantes fracasos por no ganar un título de liga, pero sin duda alguna es una de las aficiones más fieles y solidarias de México.Esa percepción que tiene el estratega portugués quizá no está del todo certera, pero la podría cambiar y todo esta en sus manos, y este semestre se le vuelve a presentar la oportunidad, está en una nueva liguilla, y más allá de darse cuenta cómo es la fanaticada celeste, se podría consagrar como el héroe que los llevó a la gloria, o simplemente pasará como uno más que lo intentó, así como todos los que han desfilado por ese lugar en las dos últimas décadas.