Optiméxico, Cangréxico o, simplemente, México

CuénTAME qué opinas

ALFREDO TAME
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Después de lo ocurrido con la Selección Mexicana en la Copa Confederaciones, muchos han decantado por clasificar o clasificarse como “Porrista/Optimista”, “Detractor/Cangrejo” con las diversas opiniones que genera la gestión de Juan Carlos Osorio y el desempeño del Tri.Les comparto un poco de lo que he podido ver, lo que más se platica o cuestiona en redes sociales y mi opinión al respecto.¿Ha jugado bien el Tri? Por lapsos. En otros, ha demostrado tener más lagunas que el estado de Florida.Lo que hacen Herrera y Jonathan Dos Santos en medio campo es de muy alto nivel táctico y futbolístico. Me parece que con la idea de mantener posesiones largas de balón, se pierde la posibilidad de ser más verticales y explosivos al momento de atacar.Las rotaciones: Quedó exhibido y comprobado que cuando se pone "creativo" Juan Carlos Osorio deshace cualquier esquema (como lo fue con aquel 7-0 ante Chile y como lo fue contra Nueva Zelanda, por ejemplo), más por la cantidad de improvisación de jugadores en posiciones donde no son expertos, que por la cantidad de cambios en la alineación en sí.Lo positivo: Se ha remontado frente a 4 equipos de diferente envergadura, demostrando carácter y capacidad de reacción; además, se ha querido tener la iniciativa sin importar el rival que esté enfrente. Si bien es un riesgo y es jugar al filo de la navaja, aunque desde luego no se planee así, al momento en el que han tenido que apelar al corazón, personalidad y coraje, lo han hecho.Lo negativo: La falta de consistencia en 90 minutos, que parecería no se aprendió de los errores de la Copa América Centenario; la terquedad y soberbia que empieza a ser más notoria en Juan Carlos Osorio, donde hay riesgo a confundir el prevalecer con los ideales, con el poder de la autocrítica y la mejora continua. Las rotaciones no es el problema de fondo, sino todo lo que mueve para hacer una y la improvisación de posiciones; cuando ingresó Luis Reyes el sábado ante Rusia tuvo que generar 3 movimientos dentro del campo para que ocupara una posición que ni siquiera es la de él.El jueves: Son partidos que no importa cómo se jueguen, sea contra la "A, B, Z", alterna o joven Selección de Alemania, se tiene que ganar como sea...pero ganar.Si gana: Será, junto con la Copa América '93, el logro más grande de una selección mayor fuera de México, los cuestionamientos tácticos, si bien deben existir, me parece no deberán estar por encima de los éstos de la consecuencia de objetivos, sin perder foco que siempre, siempre, se puede mejorar. El hecho que sea una selección alterna, la alemana, no creo deba tener cabida de cuestionar.Si pierde: Jugando con estilo "creativo" (llámese  rotaciones, improvisaciones, etcétera) de Juan Carlos Osorio, sólo habrá sido un ejercicio más para entender que México, en un torneo importante y corto, no tendrá futuro con esa "estrategia" y estratega.Si se pierde con coherencia, habiendo dejado todo y solo por haber sido superados por el equipo rival, se tendrá que seguir trabajando en ser cada vez más consistentes, en demostrar esa "resiliencia" que tanto apela Juan Carlos Osorio (concepto que basa mucho de su teoría en el aprendizaje, aceptación y superación de los errores). Entender que tenemos quizá la mejor generación de jugadores en la historia del futbol mexicano y que si no se aprovecha al 100%, se estará perdiendo la enorme oportunidad de hacer un papel histórico en Rusia 2018.Si se logra el tercer lugar: México sería cabeza de serie en el Mundial, lo cual representará una enorme responsabilidad y oportunidad que no merecería ser puesta en peligro por nada ni nadie, algo que ya sucedió en el Mundial de 2006. Se tendrá que hacer una evaluación a extremo detalle sin soslayar los logros y objetivos cumplidos, pero potenciando el hecho de vivir bajo la incógnita de qué versión del equipo mexicano veremos partido a partido.Como afición: México, como país, como selección, es más que una persona, que un jugador, que guste o desapruebe de un concepto o un personaje. Apoyar, desear se triunfe y saber ser exigentes en busca de mejorar, partiendo como base el reconocimiento a las limitaciones y capacidades que se tienen como equipo y como individuales, es lo que considero se debe aportar como afición. No maximizando ni minimizando una derrota o un triunfo. No deseando un fracaso para que a alguien o algunos les vaya mal. No sobajándonos, creyéndonos "alemanes, Ronaldos o chilenos" por encima de ser mexicanos. Exigir para ser mejores, sí, pero sobre todo partiendo de la objetividad más que por gustos o percepciones.No sé cuál será el resultado está semana de la selección, es un hecho que estamos viviendo un antes y después del futbol mexicano a nivel de selecciones y también de la era Juan Carlos Osorio.Creo que más que el resultado en el marcador, la interpretación y dimensión de ése resultado es lo que diseñará el destino del Tri para Rusia 2018.CuénTAME.. ¿qué opinas? @Tamedamus