Regios ceden terreno, escribe Antonio Nelli

Si los equipos regios quieren tomar su papel protagónico en la Liga MX, deben aplicarse a fondo

logo

La competencia en la Liga MX se pone al rojo vivo y ningún equipo quiere ceder terreno sobre todo aquellos que militan en la parte alta de la tabla general como Cruz Azul y América.El duelo deportivo de los últimos torneos con los equipos regiomontanos hasta ahora en el Apertura 2018 lo están ganando los capitalinos no sólo en los puntos, sino también en los duelos disputados entre sí.Tanto Rayados como Tigres ya se han medido con las Águilas y La Máquina y en todos los casos han resultado triunfadores los del centro del país en una clara muestra de que se han preparado y reforzado con seriedad para aspirar al título.En los últimos torneos, los de la ciudad de Monterrey no sólo encabezaban la tabla general, sino que además se apuntaban en las finales al grado de que hace un año la jugaron por primera vez entre sí.Hoy, tener una buena plantilla en el futbol mexicano no basta para ganar partidos. Esa buena base de jugadores tiene que emplearse a fondo los 90 minutos. Las distancias son cortas, aunque a veces en el papel parezca que no.Es cierto que en el largo plazo los que tienen a los mejores jugadores ganarán más veces, pero los otros pueden dar muchas sorpresas y convertirse en verdaderas piedras en el zapato.Si los equipos regios quieren tomar su papel protagónico en la Liga MX, deben aplicarse a fondo. Rayados está en un proceso de cambio con la llegada de Diego Alonso, mientras que Tigres, por el contrario, parece que ya requiere una renovación en posiciones clave entre las que podría estar incluido, en el mediano plazo, su director técnico.La liguilla puede ser engañosa porque si no queda campeón el que siempre marchó en primer lugar, podríamos llegar a conclusiones equivocadas. Una cosa es que en la fiesta de los ocho finalistas no hay nada escrito y otra es que planteles como el de Tigres y Rayados pretendan con eso compensar que hasta ahora van muy por debajo de la expectativa.Al aficionado el título puede hacerlo olvidar todo lo que se hizo mal, pero a los dirigentes y al mismo entrenador no debería distraerlos el trofeo.Estos equipos se armaron para pelearlo todo. Tigres ya resultó eliminado en la Copa y se está debatiendo en los últimos dos escalones de la Liguilla. Monterrey se mantiene con vida en ambas competencias, pero con una cantidad de jugadores lesionados que podría obligarlo a tirar un torneo por la borda.En lo que respecta al Apertura 2018, creo que Cruz Azul y América ya ganaron la carrera de las 17 jornadas, faltará ver cómo se debaten en la Liguilla.