Prueba de fuego para Rayados

Rayados tienen la gran posibilidad de forzar a La Máquina a hacer tres goles si consiguen uno en patio ajeno

ANTONIO NELLI
logo

En sus primeros tres partidos de Liguilla, los Rayados han mantenido un trabajo defensivo perfecto al no permitirle a sus rivales un solo gol, lo cual hasta ahora habla de perfección en la recuperación de la pelota.Santos llegó a los Cuartos de Final con el impresionante récord de haber conseguido por lo menos un gol en cada partido de la temporada regular; sin embargo, no pudo concretar en 180 minutos frente a los regios.Cruz Azul, con la etiqueta de superlíder y luego de haberle ganado a Rayados la Final de Copa en la Sultana del Norte, llega como un obstáculo todavía más difícil para el equipo que dirige Diego Alonso.La primera parte de la historia se escribió favorablemente para Rayados al mantener el cero en su portería y reducir a la mínima expresión los ataques del rival. Por lo tanto, para la vuelta llevan la doble ventaja del gol a favor y de los posibles goles que consigan como visitantes.Sin embargo, la prueba de fuego apenas inicia porque la visita al Estadio Azteca siempre es complicada y el potencial del superlíder se mostrará seguramente a su máximo esplendor y será ahí donde habrá que ver las capacidades de los regios.Rayados tienen la gran posibilidad de forzar a La Máquina a hacer tres goles si consiguen uno en patio ajeno. El partido de vuelta será muy interesante porque pondrá a prueba las capacidades de ambos planteles para adaptarse a las circunstancias.Si Cruz Azul anota el primer gol del juego de vuelta, entonces las condiciones se pondrán relativamente parejas y el juego comenzará de nuevo, pero sin pasar por alto que un gol de Monterrey pondría a remar contra corriente a los muchachos de Caixinha.Si Rayados quiere llegar a la Final tiene que conseguir goles en el Azteca. Asumir que Cruz Azul se volverá a quedar en cero es una opción poco probable, aunque vale la pena mencionar que lo mismo decíamos cuando los regios visitaron a Santos.Las circunstancias en la cancha del Azteca son muy diferentes y si se quiere ganar hay que jugar como equipo grande. Precavido por momentos, tal vez sí, pero sin perder la vocación ofensiva. Encerrarse sería un suicidio.Para muchos será de esta llave de donde salga el próximo campeón del futbol mexicano aunque hablando con sinceridad hay que reconocer que los Gallos Blancos no fueron un sinodal muy difícil para los cruzazulinos.La Liguilla está muy pareja y por el momento no me atrevo a señalar un favorito absoluto porque incluso Rayados, que entró a las semifinales como el más bajo de los cuatro calificados, ha mostrado un nivel digno de respeto que hoy debe tener preocupado al Cruz Azul.Lo mejor será sentarnos frente a la televisión el fin de semana y estar dispuestos a que los equipos participantes en la Liguilla nos sorprendan con lo que son capaces de hacer dentro del terreno juego.