Las cascaritas del Tri

Los seis partidos dirigidos por Ricardo Ferretti aportaron muy poco, por no decir que nada, al proceso del equipo Tricolor

logo

Los seis partidos dirigidos por Ricardo Ferretti aportaron muy poco, por no decir que nada, al proceso del equipo Tricolor. Y no me refiero a que el desempeño del director técnico sea el responsable de eso.Muchas circunstancias influyeron en que la corta etapa quede para el olvido. La primera es que se disputaron partidos sin ninguna trascendencia donde no se jugaba absolutamente nada y eso siempre pesa en el ánimo de los futbolistas.Por otro lado, el saber que “Tuca” no continuaría al frente de la selección le resta atractivo porque todo lo que él diga o haga no va trascender necesariamente en el futuro de los involucrados. Se encargaron de dejar tan claro y de manera reiterada que su continuidad no se iba a dar que sirvió para restarle importancia al proceso.La estrategia de llamar a las posibles promesas de nuestro futbol para que se vayan fogueando en la selección mayor también disminuyó considerablemente el nivel de juego alcanzado.Yo creo que un equipo nacional debe tener siempre en la cancha a los mejores once del momento sin importar si van a llegar al siguiente Mundial o no. Hay otras instancias para foguear jugadores como lo son sus propios clubes y las selecciones menores.Esa idea de que alguien se ponga la camiseta verde para ver si “da el kilo” no me parece adecuada y creo que le resta mucha seriedad a una selección mayor.Y para colmo, la modalidad de dejar ir jugadores luego del primer partido de la fecha FIFA porque ya no van a jugar, también creo que relaja mucho la disciplina y la formalidad que debe tener un llamado al Tri.El asunto llega a tal grado que varios futbolistas que juegan en Europa de plano pidieron no venir para mantenerse trabajando con sus equipos.Estoy seguro que cuando Martino los ponga en la lista la actitud de todos va a ser diferente y le darán mayor seriedad a las convocatorias. Por ahora se convirtió en la cascarita con los amigos donde va el que puede y el que quiere porque nadie está obligado a nada.En resumen, este mini proceso no deja nada para el futuro y solo sirvió para cumplir los compromisos que se tenían pactados. Ojalá sirva de experiencia para no repetir errores tan elementales en algo tan importante.