Día 10: Opening Night

Bitácora de viaje

logo

En estos eventos el tiempo vuela. Si sales del hotel y planeas regresar es el mayor error que puedes cometer, aunque falten cinco o seis horas para tu primer enlace. Si ves algo que quieras comprar hazlo, cómpralo, porque después no va a dar tiempo de regresar. Si hay que salir desde temprano ya con el traje puesto, hay que hacerlo, porque después vienen los momentos de presión y no da tiempo. En efecto, en este tipo de eventos siempre vamos contrarreloj.Y nos pasó. Después de desayunar fuimos al Super Bowl Experience, antes conocido como NFL Experience, es lo mismo pero con otro nombre, y está ubicada en el Georgia World Congress Center. Visitamos la tienda de souvenirs, lanzamos algunos pases en los sitios montados para tal fin, entre otras actividades. “Teníamos tiempo” para darnos una vuelta por el lugar. La verdad es que no. Cuando menos lo imaginábamos ya era momento de hacer enlace para Contacto Deportivo, en TDN, y para los diferentes espacios de Foro TV, y de ahí se desencadenaron más intervenciones para Foro TV; Locura deportiva, de Univisión Deportes; Yarda 1, en fin... Tuvimos que correr al auto porque no habíamos bajado todo el equipo (el clásico “ahorita regresamos por él, tenemos tiempo”), tenía que ir por mi camisa y mi saco para el Opening Night, y luego correr de regreso al punto donde haríamos el enlace para Yarda 1.Moraleja: Siempre hay que cargar con todo, hay que vestirse para la ocasión desde el inicio, el tiempo “vuela” en estos eventos.Afortunadamente todo el centro neurálgico del Super Bowl está congregado en el corazón del downtown. El Georgia World Congress Center alberga el Super Bowl Experience y el Media Center. Cruzas la calle y está la State Farm Arena, enfrente de ella está el Estadio Mercedes Benz, en medio de todo está el Centennial Olympic Park donde también se celebran muchos eventos para los fans. Todo está conectado, pero hay mucha gente, desplazarse no es tan rápido y el tráfico es infernal.El Opening Night se celebró en la State Farm Arena, la casa de los Atlanta Hawks de la NBA, una arena bonita pero pequeña en comparación de la Arena Ciudad de México. Ahora entiendo por qué se sorprenden los equipos de la NBA cuando van a la capital mexicana.Los primeros en salir fueron los Rams, a las 7:10 pm, hora local, comenzó su sesión con los medios... y con los aficionados. En realidad este evento está más hecho para la televisión y los fans que para los medios de comunicación. Es difícil hacer entrevistas entre tanto ruido y gente. A veces resulta imposible moverte entre tantos reporteros y camarógrafos.La gente paga entre 90 y 100 dólares por entrar a las tribunas y escuchar a sus jugadores favoritos, a través de un pequeño radio con distintos canales.La sesión de los Rams terminó a las 8:10 pm. Los Patriotas tomarían el escenario a las 9 pm. Pero en el inter aparecieron algunos elementos de los Patriots: Tom Brady, Devin McCourty y Bill Belichick encabezaban ese grupo, que se topó con Sean McVay, Jared Goff y Aqib Talib. Intercambiaron abrazos. Aqib Talib, ex jugador de los Pats, se fundió en un largo abrazo con Bill Belichick y con Tom Brady.Vino un pequeño show de NFL Network, donde sentaron juntos a Jared Goff y Tom Brady, a Aqib Talib con Devin McCourty, y por otro lado estaban juntos Bill Belichick y Sean McVay. Todos se “tiraron flores”, todos hablaron bien del rival. Incluso Brady y Goff, fuera de cámaras, intercambiaron palabras durante un buen rato.Terminó ese show y comenzó la sesión de Nueva Inglaterra a las 9 en punto, 8 pm tiempo de México. Acercarse al podio de Tom Brady era imposible. La verdad ni queríamos, porque a quien buscábamos era al pateador Stephen Gostkowski, que justo este lunes cumplió 35 años de edad. Le preguntamos si sus compañeros lo habían festejado y respondió que sí recibió muchas felicitaciones, pero lo triste es que no había tenido pastel. Nosotros le llevamos un muffin y lo recibió con agrado, el cual por cierto, estuve a punto de no poder pasarlo en los controles de seguridad. Tuve que explicar que era para simular un pastel de cumpleaños para el pateador de los Patriots y finalmente me lo dejaron pasar.Quien se llevó la noche fue nuestra compañera Gina Holguín, que lucía espectacular en un traje de charro (o charra) rojo y que hizo una dinámica de darle a probar a los jugadores de ambos equipos dulces típicos mexicanos, además de gusanos de maguey, chapulines y hasta alacranes. Pocos fueron los jugadores que se animaron a probarlos, pero se convirtió en una nota muy comentada acá en Estados Unidos.Y lo mejor de la noche fue reencontrarme con grandes amigos, como Pablo Viruega y Carlos Nava, ambos de ESPN; Carlos Rosado, de Fox Sports, e Iván Pirrón de Televisa Deportes y del Diario As. También saludé al buen Francisco Villalobos “Buzz”, a Juan Carlos Vázquez, Arturo Carlos y Aarón Soriano, entre otros colegas. Esa es la magia del Super Bowl, la capacidad de reunirnos año tras año a todos los entusiastas de este deporte.Hasta mañana, llegó el momento de descansar.