Día 4: No todo es glamour en la cobertura del Super Bowl

Bill Belichick ofreció conferencia telefónica y habló de las fortalezas de los Rams durante un trayecto con factores en contra de los itinerarios

logo

En estos viajes no todo es glamour. Si bien es cierto que es un trabajo que mucha gente envidia, hay cosas para las que uno debe estar preparado y que no todos aguantan, como que no vas a comer a tus horas, vas a dormir muy poco y tienes que aguantar condiciones climáticas adversas a las que no estamos acostumbrados. Eso es básicamente todos los días.Pero también hay que estar preparados para los imprevistos.Este martes nos tocó esperar más de 15 horas en el aeropuerto de Kansas City. Teníamos programado nuestro vuelo a Boston a las 6 de la mañana. Salimos 3:30 am del hotel y llegamos a las 4 al aeropuerto para documentar nuestro equipaje.Todo iba conforme a itinerario. Abordamos el avión y de inmediato me quedé dormido (y es que había dormido menos de dos horas). De repente me despertaron para decirme que había que bajar del avión. No escuché porqué pero todos desalojamos la aeronave.Ya en la sala de espera me enteré que no podíamos viajar porque el aeropuerto de Boston estaba cerrado, debido a que las pistas estaban congeladas y los aviones no podían aterrizar. La temperatura a esa hora de la mañana en Boston era de -23 grados centígrados.Colegas de Boston viajarían en ese vuelo matutino. Ya hasta los reconozco por las coberturas de años anteriores. Había gente que vociferaba desesperada porque tenía que llegar a Boston. Muchos otros eran aficionados de los Patriotas que iban de regreso. Todos nos tuvimos que aguantar.Las opciones para los pasajeros eran irse a una ciudad “cercana” como Nueva York o esperar el siguiente vuelo a Boston programado a las 18:00 horas, o bien volar al día siguiente. Optamos por el de las 6:00 pm.En esa espera no salimos del aeropuerto porque en Kansas City llovió todo el día.Nunca me había pasado quedarme varado en un aeropuerto tantas horas. Alrededor de las 4 verifiqué el estatus del vuelo y otra vez estaba demorado, ahora hasta las 7:30 pm. La espera continuaba.En el área de comida, un aficionado con gorra y chamarra de los Red Sox platicaba con otros fans de los Pats: “¿Dallas Cowboys, el equipo de América? ¡Si no ganan nada desde 1995! ¡El equipo de América son los Patriotas!” Lo volteé a ver con molestia, pero tenía razón en todo. Este equipo ha marcado una época.En cuanto a los Patriotas, Bill Belichick ofreció conferencia telefónica y habló de las fortalezas de los Rams. Sabe que será un reto controlar y bloquear a sus frontales, en especial a Aaron Donald, el mejor defensivo de la NFL. También manifestó su respeto a Sean McVay, el head coach de los Rams, el más joven de la liga.Finalmente abordamos a las 7:30 pm, 15 horas y media después de haber llegado al aeropuerto, pero despegamos hasta las 8:45 de la noche. Kansas City se negaba a dejarnos ir. Nos faltó tiempo para conocer más de esta ciudad dividida por dos estados: Kansas y Missouri.A las 00:15, hora local, tocamos tierra en Boston. Entre la renta del auto y el trayecto de Foxboro, llegamos al hotel a las 3 de la mañana. Sí, lo logramos, prácticamente 24 horas después de dejar el hotel en Kansas City.Pero ya estamos en Patriots Place, en la casa de los campeones de la Conferencia Americana.