Día 13: Último contacto... y otra vergüenza

Bitácora de viaje

logo

Este jueves fue el último día de contacto de los medios de comunicación con los equipos. Se acabaron las entrevistas. Los jugadores lo agradecen, y al menos yo también.Bill Belichick se presentó a la conferencia a las 4 en punto. Respondió largo a todos los cuestionamientos. La última pregunta fue sobre si utilizaría jugadas de truco en el Super Bowl, recordando que el año pasado la “Philly Special” fue un éxito para las Águilas y terminó en un touchdown de Nick Foles recibiendo un pase. El head coach de los Pats respondió: “En este juego como en cualquier otro juego tú tienes que hacer lo que sea para ganar. Cualquier jugada en la que pienses, o jugadas o estrategia, es decir, está la temporada en un sólo juego. Si tú piensas que va a hacer la diferencia tienes que llamar la jugada correcta, hacer la llamada correcta, en la situación correcta, en el momento correcto. Absolutamente, no hay otra razón para jugar este juego que salir con la victoria. Y eso lo hacemos en cada partido a nuestra manera. En este juego vamos a usar 50 o 60 jugadas, es lo que nos queda en esta temporada. Necesitamos todas esas jugadas que sean las mejores jugadas y es lo que vamos a tratar de hacer".Reza el lema del legendario Vince Lombardi: “Ganar no lo es todo, es lo único”. Y si para ganar el Super Bowl los Patriotas tienen que recurrir a jugadas de truco, lo harán.Después del coach tomó el estrado Tom Brady. Para esto, hay un moderador que le otorga la palabra a cada reportero para hacer su pregunta. El QB de los Pats respondió las primeras cuatro y cuando se iba a realizar la quinta pregunta, un “reportero-conductor-comediante” interrumpió la sesión para cantar una estrofa de “We Are The Champions” con una pequeña guitarra. Este personaje es Facundo, seguramente lo ubican. “We’ll be the champions, my friends, and we’ll keep on fightin’ till the end” cantaba. El moderador le dijo “thank you” y señalaba a la siguiente reportera que iba a preguntar.Él siguió cantando... “No time for losers... ‘cause We are the champions of the Super Bowl”... La molestia era evidente en el moderador. Él concluyó “It’s for you, Tom”. Brady respondió “Wonderful, thanks”. Llegaron elementos de seguridad y lo sacaron de la sala de conferencias.Sin ser algo ofensivo, a mí sí me dio pena. Este tipo de conferencias se realizan en tono serio. Los chistes, las payasadas o las cosas poco comunes se pueden hacer en el Opening Night. En estas conferencias esas cosas están totalmente fuera de lugar. Los gringos no lo hacen, los gringos respetan los protocolos. ¡Ahh! Pero los mexicanos estamos acostumbrados a romper las reglas, a no respetar, a no respetar el trabajo de los demás, a hacernos los “simpáticos”. Cuando no son estas cosas, alguien se roba un jersey, o los aficionados van a otros países y hacen desmanes, pero siempre damos la nota negativa. Por eso nos etiquetan, por eso no nos quieren en estos eventos, porque no sabemos respetar. Pudo no ser ofensivo, insisto, pero estaba fuera de lugar. A mí sí me dio vergüenza.Continuó la rueda de prensa con Tom Brady. Habló de los momentos más importantes en estos 19 años con Bill Belichick: “¿Qué tenemos? Creo que haber sido parte de varias grandes victorias obviamente es lo que habíamos planeado. Él (Belichick) hace un gran compromiso con el equipo y siempre trata de ponernos en la mejor posición para tener éxito. Ahora que pienso en todos esos momentos, en las reuniones que hemos tenido a lo largo de los años, al menos dos veces a la semana, durante 19 años, se refiere una gran relación de trabajo y he aprendido mucho de él, ha sido un gran mentor para mí... Creo que soy un mejor jugador ahora de lo que era en 2001... Creo que hay mucho trabajo y esfuerzo a lo largo de los años para tratar de estar donde estoy ahora...”Sí, todos sabemos dónde están ahora Brady y Belichick, y también sabemos dónde estarán en el futuro: en el Salón de la Fama.En el momento en que finalizó la sesión de prensa de los Patriotas, miembros del staff del hotel y/o de la NFL comenzaron a desmontar los podios y todo lo que habían dispuesto para ese fin. Nosotros seguíamos haciendo enlaces y nos avisaron que pronto cerrarían los salones.El hotel de los Patriotas se vio invadido por aficionados. También llegaron las familias de los jugadores. En el lobby había tumulto. En las calles de Atlanta, especialmente del downtown, el tráfico se intensificó. El ambiente de Super Bowl va en aumento.