Toño de Valdés | Súper Domingo

Cuando Chiefs y los Bucs salten al terreno, la NFL estará llegando a la otra orilla en una de las temporadas mas complicadas de su historia.

logo

Será un fin de semana especial, diferente, con la gran oportunidad de ver el choque de generaciones con Tom Brady buscando su séptimo anillo de campeón y Patrick Mahomes el bicampeonato.

Cuando los Chiefs de Kansas City y los Bucs de Tampa Bay salten al terreno en el Raymond James el próximo domingo, la NFL estará llegando a la otra orilla en una de las temporadas mas complicadas de su historia y lo hará con la satisfacción de cumplir con todo el calendario, lo cual en un momento de la campaña parecía imposible.

Y tener 7,500 trabajadores de la salud invitados al Super Domingo es un extraordinario colofón y un merecido reconocimiento a los que han estado en la línea de fuego en la batalla contra el COVID.

Concentrándonos en el partido me parece que será fundamental para Tampa complementar el ataque vertical de Brady con una buena ofensiva terrestre y si Ronald Jones y Leonard Fournette tienen aportaciones importantes le quitarán presión y harán funcionar el circo aéreo de Brady. Entre Jones y Fournette ganaron más de 1,300 yardas con trece TDs en carreras y además pueden ayudar como receptores.

Del otro lado sabemos que Kansas City es un equipo explosivo y que puede anotar rápido con Tyreek Hill, Travis Kelce, Mecole Hardman y muchas armas más que tienen los actuales campeones, sin embargo, está la duda de cómo trabajará la línea ofensiva con la terrible baja de Eric Fisher, el tackle izquierdo de los Chiefs que se lesionó el tendón de Aquiles, primera selección global en 2013 y el hombre que le cuida la espalda a Mahomes.

Si el conjunto de Andy Reid puede presentar un punto débil es justamente en esa zona porque también tienen fuera al otro tackle Mitchell Schwartz, que por un problema en la espalda se perdió la segunda parte del calendario y en realidad sólo el centro Austin Reiter es de los originales titulares al iniciar la temporada 2020.

Parece una buena oportunidad para Jason Pierre Paul, Ndamukong Suh, Devin White y el resto de la defensiva de Tampa de estar sobre Mahomes durante todo el juego.

Hablando de esa unidad de los Bucaneros es primordial que regresen los profundos Antoine Winfield Jr y Jordan Whitehead, que están batallando con lesiones que hasta el momento ponen en duda su participación el domingo. Si ellos están fuera la secundaria será vulnerable ante la poderosa ofensiva de los Chiefs.

Todo listo para disfrutar de una enorme jornada de NFL el próximo domingo, ya lo saben a las 5 por el 5.