Toño de Valdés | Quarterbacks asumen retos con nuevos aires

¿Quien tendrá la capacidad de llevar a su nuevo equipo a la cima y quién extrañará su antigua organización?

logo

La temporada 2020-21 de la NFL arrancó de manera oficial con la agencia libre, posiblemente una de las más movidas en lo últimos años o es que, tal vez, la falta de noticias deportivas alrededor del mundo debido al coronavirus ha centrado toda nuestra atención en ella.

En fin, lo cierto es que nos ha dejado nombres importantes en la posición de quarterback que han decidió tomar un nuevo rumbo, nuevos aires, en búsqueda del Súper Bowl 55.

Tom Brady. Después de 20 años con los Patriots, seis anillos y convertirse, a mi parecer, en el mejor jugador de todos los tiempos, aterriza en Florida para jugar con los Buccaneers.

Los 50 millones de euros garantizados por las próximas dos temporadas le otorgan, a sus 42 años, los dividendos que durante años decidió rechazar en Nueva Inglaterra para ser un equipo competitivo.

Publicidad

Aunado a ello, tendrá la posibilidad de seguir haciendo historia intentando llevar a Tampa Bay a ser el primer equipo en jugar el Súper Tazón en casa.

Teddy Bridgwater. Desde la rotura de ligamentos que sufrió en el 2016 tras dos años como titular de los Vikings, el egresado de Louisville no ha podido tener los controles de ningún equipo pasando por los Jets y siendo el backup de Drew Brees en New Orleans.

Ahora los Panthers apostarán por el veterano de 27 años para comandar su ofensiva y han decidió cortar a Cam Newton y mandar Kyle Allen a Redskins, dándole el respaldo total.

Philip Rivers. Rompió todos los récords de franquicia en los Chargers tras pasar 14 años en San Diego y Los Ángeles, sin embargo, nunca pudo disputar un Súper Bowl y su tiempo ahí había llegado a su final.

Publicidad

Ahora jugará en Indianápolis, que con el retiro inesperado de Andrew Luck el año pasado sufrió en la posición de pasador.

El estilo del coach Frank Reich y las armas ofensivas, como TY Hilton y un recuperado Marlon Mack, serán complementos perfectos para Rivers. Además, la defensiva de los Colts es de élite y seguro pelearán en el Sur de la Americana.

Por último, Nick Foles. Después de fracturarse la clavícula izquierda y perder su puesto como titular frente a Gardner Minshew en Jacksonville, es el nuevo quarterback de Chicago.

Mitch Trubisky ha sido respaldado por su coach Matt Nagy y una defensa sólida en sus dos años en la liga sin la capacidad de llevar a los Bears al siguiente nivel y ahora tendrá competencia directa con el MVP del Súper Bowl 52.

Otros cambios importantes:

Marcus Mariota llega a Las Vegas para enrolarse con los Raiders, donde será el sustituto de Derek Carr.

El veterano Case Keenum peleará por el puesto en Redskins con el joven Dwayne Haskins.

Brian Hoyer se espera sea el titular en New England al inicio de la campaña tras la salida de Brady.

Publicidad

Mientras que Dak Prescott aún no decide su futuro con Dallas, Jameis Winston sigue libre, al igual que Cam Newton e Eli Manning, quien puso punto final a su carrera.

La pregunta ahora es ¿quien tendrá la capacidad de llevar a su nuevo equipo a la cima y quién extrañará a su antigua organización?