Toño de Valdés | Luego de 30 quarterbacks, nada es seguro

De 30 mariscales seleccionados en primera ronda, solo uno ha disputado un Super Bowl.

logo

El domingo pasado, en una noticia que no recibió mucha atención, el joven quarterback de los Pieles Rojas de Washington, Dwayne Haskins, consiguió su primera victoria como titular en la NFL.

Aunque el equipo está lejos de pensar en playoffs (su record es 2-9), los aficionados festejaron el triunfo ante los Leones de Detroit soñando con que sea el inicio de una nueva época en la capital de los Estados Unidos con el joven mariscal de campo surgido de la universidad de Ohio State como el gran líder.

Este intento de los Pieles Rojas es algo común en la liga. En los últimos diez años un total de 30 quarterbacks han sido seleccionados en primera ronda y los resultados han sido contrastantes, aunque hay que decir que el porcentaje de fracasos es más alto que el de los que han tenido éxito.

Publicidad

Esta lista comenzó en 2010 con Sam Bradford con los Carneros de San Luis y Tim Tebow con los Broncos de Denver.

Ninguno de los dos dio el resultado esperado: Bradford por su irregularidad y lesiones empezó a bajar su nivel, cambió de equipo en tres ocasiones y se retiró, mientras que Tebow apenas duró tres años en la liga antes de irse a probar en el béisbol.

Así empezamos a encontrar nombres como Jake Locker, Christian Ponder, Johnny Manziel, Paxton Lynch que fueron auténtica llamarada de petate, otros como Robert Griffin o Andrew Luck fueron víctimas de diferentes lesiones. Recientemente, Teddy Bridgewater, Marcus Mariota, Blaine Gabbert y Josh Rosen se han convertido en suplentes de lujo.

Publicidad

Actualmente encontramos a catorce quarterbacks tomados en primera ronda que son titulares con Lamar Jackson de Baltimore, Pat Mahomes de Kansas City, Deshaun Watson de Houston y Josh Allen de Buffalo en zona de calificación.

Cuando un equipo utiliza su selección más importante del draft para ir por un mariscal de campo espera darle un giro importante al equipo, pero nadie puede garantizar el éxito.

Un dato contundente es que de los 30 quarterbacks a los que nos hemos referido en este comentario en las últimas diez campañas, ninguno ha ganado el Super Bowl y solo uno (Jared Goff con carneros) ha llegado al Súper Domingo.

Tal vez las cosas cambien el próximo 2 de febrero en Miami.