Toño de Valdés | Lamar Jackson, relevo de lujo

La apuesta de Baltimore ha servido, pero el mayor reto para el novato está por venir.

logo

El año pasado en Baltimore y luego de una lesión en la cadera de Joe Flacco, el coach John Harbaugh le cedió la titularidad al novato Lamar Jackson, tomado en la primera ronda de la Universidad de Louisville.

Jackson respondió ganando seis de los siete partidos que inició y aunque el sueño de postemporada solo le duró un partido a los Cuervos al ser eliminados por los Cargadores de Los Ángeles, la decisión ya estaba tomada en la organización: le darían las gracias al hombre que los llevó a ganar el Super Bowl apenas seis años atrás y apostarían por su joven quarterback, que con apenas 21 años había demostrado que tenía las condiciones para triunfar en la NFL.

Hasta el momento los números la dan la razón a los Ravens, quienes tienen la mejor marca de la Conferencia Americana (11-2) y Lamar está con paso firme para ser el MVP de la liga con 2,677 yardas y 28 pases de touchdown por aire, mas otras 1,017 yardas y siete anotaciones terrestres, una auténtica máquina ofensiva que ningún equipo hasta el momento ha podido contener.

Mientras tanto, Flacco inició como titular en Denver, pero las cosas no caminaron y luego de apenas par de victorias en ocho juegos como titular, el coach Vic Fangio decidió mandarlo a la banca.

Ahora bien, analizando la historia de la NFL en la era de los Super Bowls han sido 32 los quarterbacks que han levantado el trofeo Lombardi como campeones.

Además, seis siguen siendo titulares en los equipos donde se coronaron (Ben Roethlisberger con Pittsburgh aunque está lesionado, Tom Brady con Nueva Inglaterra, Drew Brees con Nueva Orleans, Aaron Rodgers con Green Bay, Russell Wilson con seattle y agregamos a Eli Manning que volvió como titular de Gigantes el lunes por la lesión de Daniel Jones).

Esto nos deja a 26 mariscales que conquistaron el máximo logro para luego dejar su sitio a un nuevo líder en la ofensiva.

La lista se inicia con Bart Starr y los Empacadores que ganaron los dos primeros Super Tazones. Cuatro años después Starr se retiró y Scott Hunter tomó su sitio en Green Bay con más pena que gloria.

Esta historia se ha repetido una y otra vez porque ocupar el lugar de una leyenda lleva una enorme responsabilidad y una gran presión. Solamente cuatro de estas substituciones fueron un éxito con el nuevo quarterback también ganando el partido grande.

Esa selecta lista la inicia Jim Plunkett, quien tomó el sitio de Ken Stabler con los Raiders; luego aparece Steve Young que fue el relevo de Joe Montana en San Francisco; Mark Rypien se convirtió en el quarterback titular de Washington por Doug Williams y el más reciente fue Aaron Rodgers cuando Brett Favre dejó a Green Bay.

El resto de los mariscales que tuvieron la oportunidad de ocupar el sitio de un ganador de Super Bowl simplemente no han podido con el paquete.

Ahora está la gran oportunidad para Lamar Jackson de concretar con apenas 22 años el gran éxito de ganar el próximo 2 de febrero el Super Bowl LIV, aunque la parte más complicada del camino está todavía por venir.