Toño de Valdés | La carrera por el MVP

Quedaron atrás diez semanas en la NFL y empieza ya la discusión sobre los candidatos para ser MVP.

logo

Quedaron atrás diez semanas en la NFL y empieza ya la discusión sobre los candidatos para ser MVP.

Desde mi punto de vista tiene la ventaja Ben Roethlisberger que ha tenido un regreso espectacular luego de la lesión en el codo del año pasado y es la razón principal para que los Steelers se mantengan invictos y con la mira puesta en Tampa el próximo 7 de febrero.

El “Big Ben” tiene 22 pases de touchdown a cambio de solo cuatro intercepciones, pero más allá de los números el liderazgo que muestra en el campo es invaluable para un equipo de Pittsburgh que tiene mucha gente joven y talentosa.

Ligeramente atrás en la carrera por el premio al más valioso está Patrick Mahomes que sigue jugando prácticamente sin cometer errores con los Chiefs (lleva 25 pases de anotación por solo una intercepción) y este fin de semana tratará de desquitarse del único equipo que lo ha superado los Raiders.

Me queda la impresión de que ya nos acostumbramos a las actuaciones formidables del QB de Kansas City y probablemente eso nos haga colocarlo un escalón abajo de Roethlisberger.

Como tercero en la discusión pongo a Dalvin Cook y ya sé que más de uno me dirá que los Vikings están muy lejos de pelear por playoff con record negativo y eso le quita posibilidades a alguien que aspira a ser MVP, sin embargo hay que analizar el año individual de este gran corredor para entender porque tiene que aparecer en la terna.

Es líder en yardas terrestres con 954, líder en touchdowns con 13 (12 por tierra y uno por aire), líder en yardas desde la línea de scrimmage con 1143 y cada vez que le dan el balón gana seis yardas. Es de verdad un año increíble y que todavía podría alcanzar para llevar a Minnesota a la postemporada.

Hay argumentos para incluir en la plática a Josh Allen que ha lucido con Buffalo, a Aaron Rodgers el gran líder de Green Bay y al mismo Kyler Murray que ha transformado a los Cardenales de Arizona. Todavía faltan algunos capítulos por escribir y ya veremos cuál de estos grandes estrellas se convierte en el nuevo Rey de la NFL.