Toño de Valdés | Está de regreso

La oficina de Tampa Bay enfrenta un reto mayúsculo porque más de 20 jugadores son agentes libres, pero regresa Brady.
Lead
Por:
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido
Fueron solo 40 días de retiro para Tom Brady y el ganador de siete anillos de Super Bowl está de regreso para su temporada #23 en la NFL y aunque los rumores lo ubicaban en San Francisco, finalmente está de regreso en Tampa Bay para su tercera campaña junto a Bruce Arians.
A diferencia del año pasado cuando los Bucaneros defendían el título y lograron tener de regreso a todos los titulares, ahora la oficina enfrenta un reto mayúsculo porque más de 20 jugadores son agentes libres por lo que el anuncio del domingo del regreso de Brady fue clave justo antes de arrancar esta época para reforzarse.
La primera respuesta al mensaje de Brady de “Hacer Equipo” la dio el centro Ryan Jensen que tomó la oferta del equipo de tres años y 39 millones de dólares, además de colocarle la etiqueta de jugador franquicia al receptor Chris Godwin lo que prácticamente asegura que las dos armas principales entre los receptores abiertos con Godwin y Mike Evans estarán otra vez a disposición de Brady en el 2022.
Quedan pendientes dos jugadores importantes para la ofensiva: El ala cerrada Rob Gronkowski que siendo tan cercano a Brady no sería raro que se arreglara y el corredor Leonard Fournette, que fue clave en el título de hace dos años y que se lesionó en la parte final de la campaña anterior lo que afectó sin duda el plan de juego de los Bucs. El único jugador de la ofensiva que ya se fue es el liniero ofensivo Alex Cappa que firmó con Cincinnati.
Del otro lado del balón hay más retos para la oficina empezando con los veteranos Jason Pierre Paul, Ndamukong Suh y William Gholston, que se combinaron para trece capturas el año pasado y sin jugadores probados en la liga con 33 temporadas de manera combinada.
Se ve difícil poder retener a los tres, por lo que tendrán que tomar decisiones. En la secundaria la primera decisión fue asegurar la permanencia del esquinero Carlton Davis con un contrato de tres años y 45 millones de dólares por lo que ahora el safety Jordan Whitehead podría ser el que dejará la organización.
Tampa ha ganado 29 juegos y un Súper Bowl en dos años desde la llegada de Tom Brady y quién se atrevería a apostar en contra de otro gran año del GOAT aún a los 45 años. No hay duda, será divertido seguir la temporada de los Bucs en el 2022.