Toño de Valdés | En busca del oro

San Francisco ilusiona, pero vienen las verdaderas pruebas de fuego.

logo

Ya avanzada la temporada 2017 cuando Jimmy Garoppolo llegó procedente de Nueva Inglaterra a San Francisco, las expectativas con el nuevo quarterback eran muy grandes y crecieron cuando ganó los últimos cinco partidos, lo que motivó a los 49ers a otorgarle un contrato multimillonario.

Sin embargo, una lesión de rodilla, apenas en la tercera semana de la campaña anterior, acabó con el sueño de los seguidores de San Francisco y el equipo se derrumbó para terminar con record de 4-12 y es que ni C.J. Beathard ni Nick Mullens fueron solución a la ausencia de Garoppolo.

El sueño ahora ha regresado a la organización con seis victorias consecutivas y teniendo a Garoppolo de regreso en los controles.

Publicidad

La gran incógnita es si la escuadra de California es de verdad o solo un espejismo en la primera parte de la campaña.

Los rivales en este primer mes y medio tienen un récord de 11 ganados y 28 perdidos y solo los Carneros de Los Ángeles tienen marca ganadora.

En el resto del camino vienen auténticas pruebas de fuego enfrentando a potencias como Seattle, Baltimore, Nueva Orleans y Green Bay y ahí es donde realmente veremos para que están los 49ers que indudablemente tienen un gran ataque terrestre que respalda a Garoppolo y una defensiva que ha respondido en estos primeros juegos.

Publicidad

A mí me queda claro que San Francisco estará en los playoffs, pero necesita tener un golpe de autoridad contra conjuntos contendientes para ahora si pensar en ellos como un real equipo de Super Bowl.