Toño de Valdés | El salvaje oeste

Esta es la división más complicada de todo el fútbol americano de los Estados Unidos.

logo

El calendario de la NFL está listo y todo parece indicar que la temporada regular arrancará el 10 de septiembre cómo estaba estipulada a pesar de la pandemia del coronavirus.

El “salvaje oeste” es el mote que se le da a esa división en la NBA, sin embargo, lo podríamos trasladar a la NFL y es que el oeste de la americana es, en mi parecer, la división más complicada de todo el fútbol americano de los Estados Unidos y este es el desglose de lo que será cada una de las franquicias en este 2020.

Los campeones Chiefs son, sin lugar a dudas, los favoritos para volver a levantar el trofeo Vince Lombardi. Pat Mahomes se ha convertido en el mejor quarterback de la liga y mantendrá la base del ataque que los llevó a ganar el Super Bowl 54 con Tyreek Hill, Sammy Watkins y Travis Kelce como sus armas preferidas, además, Kansas City reclutó al egresado de LSU Clyde Edwards- Helaire como su primera selección en el draft para darle más profundidad a la posición de corredor que ya cuenta con Damien Williams.

Parece complicado que alguna defensa de la liga los pueda detener.

Publicidad

Los Chargers tienen una de las mejores defensivas de la liga con jugadores de élite como Joey Bosa (ganador al mejor defensivo novato la temporada pasada), Melvin Ingram y Derwin James, además de las adiciones de Linval Joseph, Chris Harris y su segunda selección del draft Kenneth Murray.

La incógnita estará en la ofensiva comandada por el novato Justin Herbert, quien intentará llenar los zapatos que dejó Philp Rivers tras su salida a Indianapolis. Contendientes a estar en playoffs.

Los Broncos han dedicado la pretemporada para armar una ofensiva que no encontró respuesta el año pasado con el veterano Joe Flacco.

Ahora, alrededor del pasador de segundo año, Drew Lock, se encuentran nombres como Courtland Sutton, Noah Fant, Jerry Jeudy y KJ Hamler (ambos seleccionados en el draft) además, Melvin Gordon acompañará a Phillip Lindsay para hacer una de las mejores parejas de corredores. Denver a recuperar protagonismo.

Publicidad

Por último, los Raiders llegan a su nueva casa en Las Vegas con la intención de ser el “caballo negro”.

El coach Gruden y el gerente general, Mike Mayock, sorprendieron en el draft utilizando sus dos primeros picks para tomar al receptor Henry Ruggs III y el córner Damon Arnette.

Continuaron dándole nuevas armas a Derek Carr con Bryan Edwards y Lynn Bowden Jr. Carr será protegido por la línea ofensiva mejor pagada de la liga y se le acabaron los pretextos para regresar a su nivel en 2016.

Por su parte, su defensa fue reforzada con agentes libres. Corey Littleton y Nick Kwiatkoski ocuparán la posición de linebackers, una de las debilidades más grandes en los últimos años para los malosos, mientras que los veteranos Damarious Randall y Prince Amukamara (aún no es oficial) ayudarán a una unidad de profundas plagada de jóvenes. Podrían llegar al siguiente nivel.