Toño de Valdés | El. Oeste. Manda

No solo en la Americana es la división más imponente, también en la Nacional.

logo

El oeste parece significado de dificultad y es que la semana pasada hablaba del Oeste de la Americana como la división más complicada de la NFL, pero si nos trasladamos a la Nacional también es el Oeste la división que, a mi parecer, será la más peleada en la temporada 2020.

Históricamente ha sido el Este con Eagles, Cowboys, Giants y Redskins la división con más rivalidad… para este año el Sur con la llegada de Tom Brady a los Buccaneers podría entra en la conversación, pero es el Oeste, donde más complicado será calificar y este es el desglose de cada uno de sus equipos.

Los Niners cayeron en el Super Bowl ante Chiefs, sin embargo, fueron la segunda mejor defensiva de la liga liderando el rubro de yardas permitidas con 169.2 por partido.

Perdieron en la temporada baja a Deforest Buckner y tomaron como su primera selección del draft a Javon Kinlaw, quien acompañara a Nick Bosa, Arik Armstead y Dee Ford en la línea para poner presión a los quarterbacks rivales. En ofensiva su segunda selección, el receptor Brandon Aiyuk, intentará darle más armas a Jimmy Garoppolo. San Francisco es contendiente a disputar el título.

Los Seahawks han sido un equipo muy completo en ofensiva, tienen en Russell Wilson a uno de los mejores quarterbacks de la liga y con la llegada de Phillip Dorsett procedente de los Pats, junto a DK Metcalf y Tyler Lockett completan a uno de los mejores cuerpos de receptores.

La incógnita está en la defensa. Desde que se desmantelo la “legión del boom” Seattle no ha encontrado lo necesario para ser una defensiva de élite.

Este 2020, tomaron como sus primera dos selecciones al linebacker Jordyn Brooks y el liniero defensivo Darrel Taylor, quienes deberán demostrar su calidad desde el día uno. Pelearán por playoffs.

Los Cardinals basarán su éxito en el brazo de Kyler Murray. El egresado de Oklahoma tendrá en su segundo año todas las armas necesarias para llegar al siguiente nivel.

Arizona se hizo de los servicios de, a mi parecer, el mejor receptor de la liga, Deandre Hopkins, quien junto al veterano Larry Fitzgerald, Christian Kirk y el corredor Kenyan Drake hacen un ataque temible.

Además, su defensiva contará con un jugador multifacético en la persona de su primera selección colegial, Isaiah Simmons, quien deberá liderar una defensiva muy floja en las últimas temporadas. Listos para dar la sorpresa.

Los Rams hipotecaron su futuro para darle un contrato millonario a Jared Goff y las consecuencias empiezan a ser evidentes. Los Ángeles no pudieron conseguir el tan ansiado título y han tenido que empezar a deshacerse de jugadores importantes para estar acorde al tope salarial.

En el draft utilizaron sus primera dos selecciones para darle nuevas armas a Goff, tomaron al corredor Cam Akers para cubrir la salida de Todd Gurley y al receptor Van Jefferson.

Además de Gurley, tuvieron que dejar ir a nombres como Clay Matthews, Nickel Robey- Coleman, Dante Fowler, Cory Littleton y Greg Zurlein. A pesar de la capacidad de su head coach, Sean Mcvay, parece que será una temporada muy larga.