Toño de Valdés | Ataque explosivo de Chiefs vs. vieja escuela de 49ers

El Super Bowl LIV verá un contraste de estilos, así como un atractivo duelo de quarterbacks.

logo

Con gran autoridad, los 49ers de San Francisco y los Jefes de Kansas City consiguieron sus boletos para estar el próximo 2 de febrero en Miami disputando el Super Bowl LIV.

Algo de lo más atractivo de este duelo es que se vivirá un gran contraste en los estilos porque veremos el ataque explosivo de los Chiefs en contra de la vieja escuela de la ofensiva terrestre y control de balón de los 49ers.

Lo de Pat Mahomes es realmente extraordinario y es que da la impresión que cualquier ventaja que tome el rival es insuficiente ante la potencia ofensiva de Kansas que ya se quitó desventajas de 24 puntos contra Houston y 10 puntos ante Tennessee en esta postemporada.

En las dos ocasiones Mahomes logró el regreso en la misma primera mitad. Hace un año, en su primera campaña como titular, se convirtió en el MVP de la liga, tiró para más de 5,000 yardas y 50 touchdowns.

Publicidad

En el juego de campeonato lo superó una leyenda como Tom Brady en tiempo extra para terminar de forma dolorosa su primera experiencia como líder del ataque de Andy Reid.

En el 2019 las cosas no iniciaron bien porque una lesión en la rodilla en la semana siete lo dejó fuera un par de semanas, aunque al principio parecía que su temporada había terminado.

El regreso fue con derrota ante Titanes, pero a partir de ahí ya no ha conocido la derrota y sin tener números tan espectaculares su nivel ha ido subiendo hasta llegar a su mejor forma para enfrentar el súper domingo.

El estilo de los 49ers es completamente distinto y quedó totalmente de manifiesto en la final de conferencia cuando Jimmy Garoppolo apenas lanzó ocho pases, mientras ganaban casi 300 yardas por tierra.

Publicidad

El control de balón es una de las claves del coach Kyle Shanahan y por eso la combinación de sus tres corredores Raheem Mostert, Tevin Coleman y Matt Breida es la base del éxito en esta campaña.

San Francisco lleva ocho partidos al hilo superando las cien yardas terrestres y la exhibición de Mostert de 220 yardas y cuatro touchdowns ante los empacadores de Green Bay es la segunda mejor de todos los tiempos para un corredor en playoffs solo detrás de las 248 yardas de Eric Dickerson con los Carneros de Los ángeles en 1985 contra los Vaqueros de Dallas.

Las dos defensas son muy buenas, más espectacular la de San Francisco, aunque en realidad estuvieron casi igual en puntos admitidos: 308 por Kansas City y 310 por San Francisco, a final de cuentas la estadística que te revela como está esa unidad.

Los dos equipos enfrentarán un domingo histórico: para los Jefes es volver al juego grande después de 50 años (justo en la temporada 100 de la NFL) y para los 49ers la posibilidad de alcanzar a los Acereros de Pittsburgh y a los Patriotas de Nueva Inglaterra en el liderato de triunfos en el Super Bowl con 6.

La fiesta del Super Domingo regresa a Miami, que será sede del partido decisivo por décimo primera ocasión en su historia y promete ser un gran partido.