The Weeknd contra los mejores halftime shows del Super Bowl

The Weeknd protagonizará el ansiado espectáculo del duelo entre Kansas City y Tampa Bay; ¿hará historia?

MIGUEL CABALLERO
logo

Aunado a la búsqueda del campeón de la temporada, lo cierto es que año con año, en los emparrillados del Super Bowl se libra otra batalla igual de ansiada por los fanáticos de la NFL : el halftime show.

Para la edición 55 entre los Tampa Bay Buccaneers y los Kansas City Chiefs (vigentes campeones), a disputarse en el Raymond James Stadium de Tampa, el encargado de liderar uno de los capítulos con mayor repercusión mediática a nivel mundial será el cantante, compositor y productor canadiense Abel Makkonen Tesfaye, mejor conocido como 'The Weeknd', quien buscará hacer historia en el listado de los mejores espectáculos de medio tiempo del Super Bowl.

De acuerdo a diversos rumores, se presume que 'The Weeknd' no ha escatimado en lo absoluto en cuanto a la producción del evento se refiere; incluso, se ha dicho que el cantante habría desembolsado alrededor de 7MDD (millones de dólares), para crear un espectáculo sin precedentes.

Cabe recordar que los artistas que aparecen en cada halftime show de la NFL no realizan ningún cobro y los gastos de producción corren a cargo en su totalidad de los organizadores del evento.

Asimismo, en las últimas horas se llegó a decir que la cantante Rosalía, con quien el canadiense lanzó recientemente una peculiar versión con el sencillo 'Blinding Lights', podría hacerle compañía; sin embargo, fuentes cercanas a la española habrían desmentido la noticia, haciendo aún más grande la incógnita sobre su posible aparición.

LOS 'HALFTIME SHOWS' MÁS RECORDADOS

Aunque la apuesta por su espectacular producción podrían ser un acierto, lo cierto es que existe un listado de halftime shows a los que, aunado a las afectaciones por la pandemia del Covid-19, 'The Weeknd' tendrá que hacer frente para ser considerado como uno de los mejores; por ejemplo:

2020 - SHAKIRA & J. LO

La actuación de Jennifer López y Shakira sigue levantando polémica tras las quejas que se han recibido una vez terminado el Super Bowl LIV.
Getty Images

Una de las presentaciones con mayor relevancia en la historia del Super Bowl fue la que tuvo lugar en el Hard Rock Stadium de Miami, Florida, protagonizada por Shakira y Jennifer López ( J.Lo) en 2020, debido a que fue la primera ocasión que dos artistas latinas lideraron el evento más importante en la industria deportiva de Estados Unidos, donde lograron una audiencia de más de 98 millones de espectadores alrededor del mundo.

1992 - GLORIA ESTEFAN

Hace casi treinta años, en un suceso que marcó época, la cubana Gloria Estefan fue la encargada de figurar en el espectáculo del Super Bowl disputado en el Hubert H. Humphrey Metrodome de Minneapolis, Minnesota.

Acompañada de los patinadores olímpicos Brian Boitano y Dorothy Hamill, en el espectáculo llamado 'Winter Magic', Gloria Estefan hizo historia al convertirse en la primera mujer latina en ser la estrella de dicho evento.

La cubana regresaría siete años después, ahora para cantar en español y abriendo las puertas por completo a la comunidad latina del ámbito artístico en una plataforma meramente estadunidense y de amplia repercusión mundial.

2002 - U2 (TRIBUTO A LAS VÍCTIMAS DEL 9/11)

De los espectáculos de medio tiempo del Super Bowl más emblemáticos fue el realizado en el Superdome de Louisiana, Nueva Orleans por la banda U2, el cual fue realizado en tributo a las víctimas del atentado terrorista a las Torres Gemelas de Nueva York ocurrido el 11 de septiembre de 2001 y cuyo saldo fue de 2 mil 983 muertos, de acuerdo a últimos conteos oficiales.

2004 - JANET JACKSON & JUSTIN TIMBERLAKE

Entre los 'halftime shows' más controvertidos en la historia del Super Bowl está el realizado en la edición 38 en el Reliant Stadium de Houston, Texas. Aunque se trataba de dos artistas consolidados, el recuerdo de aquel espectáculo no pasa tanto por la parte artística sino por el famoso 'Nipplegate': en el cierre de la presentación, Justin Timberlake despojó un pedazo del traje de Janet Jackson dejando al descubierto el seno derecho de la cantante.

El hecho originó, además de una multa millonaria a la CBS por 550 mil dólares (que luego fue anulada), acusaciones por sexismo sobre el cantante, la creación del término 'wardrobe malfunction' (error de vestuario) que derivó en la salida de MTV como productora para la NFL y, en efecto dominó, el veto a Jackson de diversas plataformas musicales y eventos como el Grammy de ese año, para el que estaba confirmada, entre otras problemáticas.

2007 - PRINCE

Tres años después de aquel polémico episodio del 'Nipplegate', la apuesta para el 'halftime show' en el Dolphin Stadium parecía algo atrevida; sin embargo, lo único que hizo fue confirmar a Prince como uno de los 'frontman' más icónicos en la historia de la música.

A lo largo de doce minutos, con un intercambio de cuatro guitarras, canciones de diversos artistas, el arropo de cien mil personas y una torrencial lluvia que sólo hizo más dramático su 'performance', Prince alcanzó la cima.

En el cierre, el histórico músico interpretó 'Purple Rain', dejando a juicio de los expertos el mejor espectáculo del Super Bowl. ¿Será?

1993 - MICHAEL JACKSON

Los años pasan y -salvo las opiniones de algunos sobre lo ocurrido en 2007- el evento realizado en la edición 27 en el Rose Bowl de Pasadena, California, realizado por Michael Jackson, protagoniza el debate sobre el mejor 'halftime show' en la historia.

Entre el cúmulo de anécdotas alrededor de la legendaria presentación del Rey del Pop', destaca la confirmada, años después, por su propio staff: la señal de comienzo sería cuando Jackson se despojara de sus emblemáticos lentes polarizados, situación que ocurrió alrededor de setenta y cinco segundos después de aparecer en el escenario, tiempo superior al estipulado previamente y tras ignorar las súplicas de su propio jefe de sonido.

Un momento que estresó a los organizadores del evento y a su equipo de trabajo, pero que al final sólo fue el parteaguas para un acontecimiento, a juicio de muchos, aún insuperable.