Patrick Mahomes resurgió y acabó con la ‘maldición del Madden’

El QB de Chiefs rompió con la malaria del videojuego al superar una lesión esta temporada y llevar a Kansas City al Super Bowl LIV.

logo

El deporte no es ajeno a mitos y supersticiones que tratan de explicar hechos curiosos, poco probables o fenómenos racionalmente inconcebibles. La NFL tiene algunos, pero año con año se hace eco de la popular ‘Maldición del Madden’, la cual involucra a superestrellas ‘afectadas’ por aparecer en la portada de un videojuego.

A partir de 1999 un jugador destacado del fútbol americano profesional es elegido por la saga de videojuegos en honor al exentrenador y comentarista, John Madden, campeón del Super Bowl XXI en 1977 como Head Coach de los Oakland Raiders.

“La maldición de la portada de Madden” consiste en que todo aquel que salga en la carátula del título de EA Sports, sufrirá alguna lesión o tendrá un pobre desempeño durante dicha temporada, o peor aún, no brillara más durante el resto de su carrera.

Los nombres de las estrellas van desde Barry Sanders (Lions), Michael Vick (Falcons), pasando por Brett Favre (Packers), Troy Polamalu (Steelers) y Larry Fitzgerald (Cardinals), hasta Odell Beckham Jr. (Giants) y Tom Brady (Patriots) y demás figuras de la liga que han protagonizado la imagen del ‘Madden’.

Publicidad

En la última edición 2020, el elegido fue el quarterback de los Kansas City Chiefs , Patrick Mahomes, para estelarizar la portada del afamado videojuego. El surgido de la Universidad de Texas Tech supo romper con dicha maldición luego de superar una lesión durante la presente temporada, hasta llevar a su equipo al Super Bowl LIV.

Durante el juego de la Semana 7 contra los Denver Broncos el 17 de octubre pasado, Mahomes sufrió una dislocación de rodilla que encendió las alarmas en Kansas City, pues el QB también acarreaba un problema en el tobillo. La molestia alejó a Pat del emparrillado solamente dos juegos, uno perdido por los Chiefs, pero luego Mahomes resurgió de la lesión apenas tres semanas después, hasta hilvanar 10 victorias consecutivas con Kansas contando la de este domingo 35-24 contra Tennessee.

Al lograr dicha hazaña, el emblema de los ‘Jefes’ sepultó la ‘maldición del Madden’ en este 2020 al regresar a jugar dejando grandes números e incluso estar a punto de disputar el Súper Domingo en el Hard Rock Stadium de Miami.

El MVP de la temporada 2018 pudo sortear la ‘condena’ del videojuego, como hicieran los receptores de Detroit y Pittsburgh, respectivamente, Calvin Johnson (2013) y Antonio Brown (2019), siendo líderes en su posición la campaña siguiente, aunque este último terminó envuelto en varias polémicas un año más tarde y fuera de la NFL, a diferencia de ‘Megatron’ que cerró una carrera digna del Salón de la Fama.

Publicidad

Mahomes se une a los ídolos de New England Patriots, Rob Gronkowski y Tom Brady, y al esquinero de los Seattle Seahawks, Richard Sherman, quienes su equipo disputó el Súper Tazón el mismo año que salieron en la portada, aunque los tres acabaron con sabor amargo. Seattle increíblemente dejó escapar el bicampeonato en la última jugada del Super Bowl XLIX; Gronk se lastimó esa campaña y se perdió jugar en la histórica remontada contra Atlanta del LI, y en 2018, TB12 lució e hizo hasta lo imposible pero no pudo evitar que los Eagles se coronaran en el Super Bowl LII.

Esta vez, el quarterback número ‘15’ de Kansas City espera ser el primer jugador en la historia que se quita la malaria del Madden, no solo superando una lesión en la misma temporada, sino además obteniendo el trofeo Vince Lombardi, si el próximo domingo 2 de febrero logra vencer a la dura defensiva de los San Francisco 49ers.

CASOS MÁS RECORDAROS DE LA MALDICIÓN DEL MADDEN:

Richard Sherman (2015) pasó toda la temporada en recuperación por lesión en los ligamentos y su equipo perdió en el Super Bowl.

Adrian Peterson (2014) después de ser acusado de abuso infantil fue suspendido sin poder jugar más que un partido aquella campaña con Minnesota.

Peyton Hillis (2012) sufrió diversas lesiones en femorales y en la cadera durante la temporada inmediata. Solo jugó 9 juegos y nunca recuperó su desempeño.

Troy Polamalu (2010) tuvo una rotura de ligamento medio de la rodilla y se olvidó de la temporada con Pittsburgh.

Vince Young (2008) tuvo una lesión en el cuadriceps y, posterior a ello, perdió la titularidad.

Publicidad

Shaun Alexander (2007) se lastimó un pie que lo alejó del emparrillado varios partidos y solo corrió para 896 yardas esa temporada.

Donovan McNabb (2006) trató de jugar a pesar de una hernia que requirió cirugía, su equipo terminó último en la División Este de la NFC.

Michael Vick (2004) se fracturó el peroné en un juego de presentación y se perdió los 11 primeros partidos de la campaña.

Daunte Culpepper (2001) el quarterback de Minnesota Vikings se perdió los 5 últimos partidos de la temporada por una lesión en la rodilla.

Garrison Hearst (1999) fue el primer jugador en portada de Madden. Se rompió el peroné en un juego de Playoffs contra los Atlanta Falcons.

Maldicion Madden MX.jpg

Estos son los jugadores que aparecieron en Madden

1 / 14