Myles Garrett busca que le levanten su castigo

El ala defensiva de los Browns se reunió con Roger Goodell en busca de un permiso para volver a jugar.

logo

Myles Garrett, ala defensiva de los Cleveland Browns, se reunió este lunes con el comisionado de la NFL , Roger Goodell, para hablar de la posibilidad de levantar la suspensión que le impuso el año pasado.

Garrett, suspendido de manera indefinida por arrancarle el casco al quarterback de los Pittsburgh Steelers, Mason Rudolph, antes de golpearlo con éste durante los últimos segundos del partido del 15 de noviembre, abordó su situación con Goodell y otros dirigentes de la liga en Nueva York.

No hay un cronograma para el regreso de Garrett. Sin embargo, el integrante estelar de la defensiva de Cleveland ha expresado remordimiento por su conducta.

Su reunión con Goodell constituía un paso necesario para que se le permitiera regresar al terreno en 2020.

Publicidad

La suspensión puso fin a la campaña del jugador de 24 años y propinó un duro golpe para los Browns, que tuvieron una foja de 2-4 en sus últimos seis partidos, sin su líder en capturas. Cleveland finalizó la temporada con un registro de 6-10.

Si Garrett recibe el permiso de volver, podría participar en el programa de preparación de los Browns durante el receso entre campañas, bajo las órdenes del nuevo entrenador Kevin Stefanski. Hacia el final de la temporada, se permitió que Garrett regresara a las instalaciones de los Browns, con el objetivo de seguir un programa de rehabilitación tras una lesión.

Garrett, primera selección general del draft en 2017, había tenido un desempeño ejemplar desde que llegó a la liga. Pero su agresión a Rudolph acaparó los titulares de la prensa.

Apeló la suspensión, que sin embargo fue ratificada por el funcionario independiente James Thrash, pese a que Garrett afirmó que Rudolph lo había insultado con un término racista.

Publicidad

El ataque de Garrett a Rudolph llegó después de que los dos forcejearon en el terreno, en momentos en que los Browns tenían prácticamente asegurado el triunfo sobre su rival de la División Norte de la Conferencia Americana. El incidente desató una riña en la que participaron otros jugadores.

Maurkice Pouncey, jugador de los Steelers, fue castigado tres partidos, aunque la sanción se redujo a dos, por patear a Garrett en el suelo. Larry Ogunjoby, integrante de la línea defensiva de los Browns, fue castigado por un encuentro, luego de derribar a Rudolph, quien en ese momento no llevaba ya casco.

Asimismo, la liga impuso a los Browns y a los Steelers sendas multas de 250 mil dólares. Hubo también sanciones económicas a los jugadores, por abandonar la banca e ingresar en el terreno.

1mx.jpg

Pelea entre Rudolph y Garrett

Getty Images/AP

1 / 8