Los jugadores más valiosos de los 32 equipos en la NFL

Para alcanzar el título Vince Lombardi, estos elementos son claves para sus franquicias.

DIEGO BENAVIDES
logo

La NFL es, históricamente, una de las ligas en la historia del deporte debido a su paridad, eso se debe al formato que permite nivelar las franquicias con jugadores top en cualquier posición. Para que disfrutes de la temporada no te pierdas seguir muy de cerca a los elementos más valiosos de cada uno de los 32 equipos del futbol americano.

Arizona Cardinals (QB, Kyler Murray): fue nombrado el Mejor Jugador Ofensivo Novato en la temporada 100 de la NFL, donde mostró su capacidad para liderar al equipo que sumó a DeAndre Hopkins como un elemento potencial, listo para formar una dupla con el eterno Larry Fitzgerald.

Baltimore Ravens (QB, Lamar Jackson): El Jugador Más Valioso de la temporada 100 de la NFL está con muchas ganas de mostrarle al mundo del futbol americano que es capaz de llevar a los Ravens rumbo al Super Bowl. La campaña pasada sorprendió su eliminación ante Titans, pero sin duda, ahora van por la revancha y él será clave para conseguirlo.

Atlanta Falcons (WR, Julio Jones): Si bien es cierto que Matt Ryan es fundamental para que los balones lleguen al recetpro, Jones debe mantenerse en sintonía, es de los mejores receptores en la NFL y durante 2019 quedó por debajo de las mil 400 yardas recibidas, tampoco alcanzó las 100 recepciones y únicamente atrapó seis touchdowns. Debe pesar más.

Buffalo Bills (QB, Josh Allen): Está llamado a ser altamente competitivo, así como lo demostró en 2019, pero ahora con la incorporación de Steffon Diggs, tiene en él un arma más, para poder fin a la hegemonía de los Patriots como campeones divisionales de la AFC durante 11 temporadas seguidas.

Carolina Panthers (RB, Christian McCaffrey): El corredor de cuarto año que todos mueren por tenerlo en el Fantasy, sí, él mismo. El jersey #22 de Carolina soporta el peso ofensivo del equipo y sus números lo respaldan tras contar con 623 carreras para 2 mil 920 yardas y 24 touchdowns, sumado a sus 303 recepciones con 2 mil 523 yardas y 15 anotaciones, ¡Brutal!

Cincinnati Bengals (QB, Joe Burrow): Los Bengals no juegan Playoffs desde hace cuatro campañas y únicamente avanzaron dos veces en los últimos 10 años, por lo tanto, el quarterback elegido como la primera selección global del Draft en 2020, está llamado a triunfar en la NFL y convertir a Cincinnati en una franquicia competitiva.

Chicago Bears (LB, Khalil Mack): El linebacker es el alma de la defensiva en la Ciudad de los Vientos, tratanto de emular a la leyenda Brian Urlacher. Por lo tanto, este veterano jugador de 29 años tiene la gran responsabilidad de responder y fortalecer el núcleo defensivo de esta franquicia. Todo esto apelando a la frase: “las defensas ganan títulos”.

Cleveland Browns (RB, Nick Chubb): Será su tercer temporada en la NFL y en la anterior se quedó a seis yardas de llegar a las mil 500 por la vía terrestre. Es explosivo y funge como una gran válvula de escape, ante la inconsistencia de Odel Beckham Jr., o de Jarvis Landry, la responsabilidad ofensiva recae mucho en él.

Dallas Cowboys (RB: Ezekiel Elliott): Tras su renovación de contrato que lo dejó como el mejor corredor pagado en la NFL con sus 90 millones de dólares por seis años, deben tener motivado al corredor, uno de los mejores en su posición durante los últimos años, pero es momento de que aparezca en la parte clave de la campaña.

Denver Broncos (RB, Phillip Lindsay): El corredor ha sumado dos campañas con más de mil yardas y estará compitiendo o alternando las jugadas terrestres con el refuerzo Melvin Gordon, pero por lo pronto, el jugador de tercer año ha demostrado que es capaz de llevar por buen puerto a la ofensiva del equipo.

Detroit Lions (WR, Kenny Golladay): El receptor de Lions se convirtió en la gran sensación la temporada pasada con sus 11 touchdowns, números de un receptor élite. Se espera que continúe generando mucho impacto en el ataque aéreo junto a Matthew Stafford.

Houston Texans (QB, Deshaun Watson): Su resistencia y notable mejoría con el paso de las campañas es evidente, ya demostró que puede competir en playoffs, pero encontrarse en la conferencia donde están los quarterbacks del futuro como Patrick Mahomes y Lamar Jackson, es una gran prueba para demostrar de qué está hecho.

Greeen Bay Packers (QB, Aaron Rodgers): Difícil elegir si es Rodgers o el receptor Davante Adams, quien ya es un referente en su posición y, evidentemente, en su equipo, a pesar de ello, es de los últimos llamados de Rodgers para demostrar que aún puede con la responsabilidad de titular en el equipo.

Indianapolis Colts (OG, Quenton Nelson): Mucho de lo que puedan hacer ofensivamente los Colts depende de la gran protección que brinde la línea ofensiva a Philip Rivers y, para ello, Nelson es un elemento clave en su posición que puede abrir huecos para Marlon Mack y permitir que el veterano QB localice a sus receptores.

Los Angeles Rams (DT, Aaron Donald): Su físico es imponente y en el juego es dominante. Aaron Donald es un jugador que ocupa, sin problema, el Top 10 de la NFL en la actualidad, es la pieza angular en la defensiva con sus presiones constantes hacia los quarterbacks y este rubro de los Rams debe fortalecerse mucho más.

Jacksonville Jaguars (DT, K'Lavon Chaisson): Los Jaguars han perdido todo el talento que tenían y su franquicia se desmorona en términos generales, pero este jugador elegido en el pasado Draft es capaz de darle otra cara a la defensiva ante las pérdidas tan lacerantes.

Minnesota Vikings (RB, Dalvin Cook): El corredor de los Vikings tiene gran potencial, apenas la temporada anterior superó la barrera de las mil yardas terrestres. Además de tener una gran aceleración y romper tacleadas, también recibe muchos pases y es un tipo con manos seguras, su porcentaje supera el 81% como receptor.

Kansas City Chiefs (QB, Patrick Mahomes): Todos en los Chiefs son de gran valor, pero no puede tratarse de alguien más cuando tienes al MVP del Super Bowl apenas en su tercer año, jugador mejor pagado en la historia del deporte y una joya en los controles como quarterback. Mahomes es, simplemente, del que más se espera para el 2020.

New Orleans Saints (QB, Drew Brees): El veterano quarterback de los Saints hará uno de sus últimos intentos por llevar a su equipo al juego grande que posee otros elementos tanto en ofensiva como defensiva que pueden ayudarlo para soñar nuevamente con levantar el Vince Lombardi.

Las Vegas Raiders (RB, Josh Jacobs): Jugador de segundo año para los Raiders tiene una gran misión por delante, volver a deslumbrar en la próxima campaña, especialmente por la carencia de talento en su posición, pero el su primera temporada mostró que puede ser un elemento valioso y de confianza en la ofensiva.

New York Giants (RB, Saquon Barkley): Dos temporadas en con Giants le han bastado para ser uno de los jugadores más explosivos y capaces de la liga. Su fortaleza al llevar el balón por tierra es asombrosa y rompe tacleadas como si fuera viento el que busca frenarlo. Tratará de hilar su tercera campaña con más de mil yardas y pensar en Playoffs.

Los Angeles Chargers (DE, Joey Bosa): La parte defensiva de los Chargers puede ser la que saque a flote a este equipo; sin embargo, es muy complicado pensar en postemporada cuando tienes un QB novato, otro con pocos números positivos y estás en la división de Mahomes. Este liniero defensivo es de lo mejor en su posición.

Philadelphia Eagles (CB, Darius Slay): El profundo debutará con Eagles luego de siete temporadas con Detroit, donde logró dar una muestra de su capacidad con números bastante buenos en su posición y ahora llega con más experiencia, retos por delante y un compromiso alto por ser un referente en el cuerpo defensivo de su equipo.

Miami Dolphins (QB, Tua Tagovailoa): Es una de las promesas mayores del Draft 2020 de la NFL y a pesar de que su salud es cuestionable, su talento no está en duda y está llamado para ser uno de los jugadores más deslumbrantes de la campaña.

San Francisco 49ers (CB, Richard Sherman): Veterano cornerback de los 49ers se ha popularizado desde que formó parte de Legion Of Boom con Seahawks y después de haber perdido el Super Bowl la temporada pasada, ahora es momento de recuperarse, mejorar sus números e intentar una vez más conquistar el Vince Lombardi.

New England Patriots (WR, Julian Edelman): A pesar de que Cam Newton tiene un gran peso ofensivamente hablando, se desconoce qué tanto pueda aportar en el ataque por el tema de su salud; mientras tanto, Edelman (MVP en el Super Bowl LIII) ha sido vital en las últimas tres conquistas de Pats. Es el hombre clave en el equipo y mucho de lo que el QB pueda aportar, se derivará de lo mucho que pueda aportar e receptor.

Seattle Seahawks (QB, Russell Wilson): A sus 31 años, Wilson es el jugador perfecto, por edad, entre la juventud de Mahomes-Jackson y la experiencia de Brady-Brees, por lo tanto, este quarterback puede seguir incrementando su leyenda y, ¿por qué no? levantar una ocasión más el Vince Lombardi.

New York Jets (RB, Le’Veon Bell): En su primera temporada con el equipo neoyorquino fracasó en cuanto a números se refiere, y es que los Jets no tenían muchas aspiraciones de trascender, igual que esta campaña, pero Bell debe recuperar esas temporadas a las que nos tiene acostumbrados de mil yardas y, por lo menos, siete touchdowns, pues en 2019 solo lo logró tres veces.

Tampa Bay Buccaneers (QB, Tom Brady): Una nueva aventura está por iniciar para el jugador con más anillos de Vince Lombardi. Nueva ciudad, nuevo uniforme, nuevos compañeros, gran variedad de armas ofensivas y su fiel amigo Rob Gronkowski, pueden ser suficientes para que su leyenda crezca y logre jugar el Super Bowl en su ciudad: Tampa Bay.

Pittsburgh Steelers (LB, T.J. Watt): Watt ha aumentado su experiencia en la NFL y parece estar listo para convertirse en una de esos jugadores eternos que pisan Heinz Field como Polamalu, James Harrison, entre otros. Su presión a los quarterbacks rivales es fundamental y la defensiva de Steelers tiene en él un gran futuro.

Washington Football Team (DE, Chase Young): Ante la incertidumbre por la lesión de Alex Smith y su posible regreso, la partida de Adrian Peterson y un cuerpo de jugadores limitado inmerso en un cambio absoluto de la franquicia, el novato puede asumir un gran rol dentro del equipo y cambiar la cara, al menos en defensiva, para el equipo capitalino.

Tennessee Titans (RB, Derrick Henry): Henry es un tractor. Fue el jugador más importante en la campaña pasada que se quedó a un partido que disputar el pase al Super Bowl y el corredor por eso renovó por 50 millones de dólares y cuatro años. Eso debe ser un aspecto motivante para ser nuevamente el ‘caballo negro’ del 2020.

Rams Football

Estos son los asombrosos estadios de la NFL

Kyusung Gong/AP

1 / 11