La reventa para el Super Bowl empieza en 4,743 dólares por boleto

Los precios aún pueden incrementarse conforme se acerca el 2 de febrero.

TUDN Y EFE
logo

La reventa de los boletos para asistir al Super Bowl LIV donde se enfrentarán los San Francisco 49ers y los Kansas City Chiefs este fin de semana, tiene disponibles los boletos en un precio que arranca desde los 4,743 dólares, que en pesos mexicanos es una cifra cercana a los 87,745.

Independientemente del natural precio inflado por el evento, el atractivo de la ciudad sede y los protagonistas del partido también incrementan su costo en el extranjero

Haciendo una búsqueda directa en el portal de reventa StubHub, el boleto más barato en las gradas del Hard Rock Stadium para el 2 de Febrero, es la zona más alta y alejada de la esquina superior y cuesta 4,743 dólares.

La grada superior lateral del lado de los San Francisco 49ers empieza en los 5,161 dólares y va incrementando el precio conforme llega al centro, para estar a la altura de la yarda 50, se pueden pagar 6,028 billetes verdes.

Para los laterales superiores del lado de los Kansas City Chiefs, suben un poco, arrancando en los 5,255 y hasta los 8,091 dólares es decir, que se pagarían por éstos últimos 149,683 pesos mexicanos.

Ir bajando pisos es incrementar la experiencia de estar más cerca y eso, sale más caro, los palcos de cabecera arrancan en 6,145 dólares, mientras que los laterales empiezan en 6,500 y llegan a alcanzar los 12,495 dólares por persona, algo así como 231,157 pesos para los mexicanos.

Pero para estar en la grada cercana a la cancha podemos empezar en las esquinas por$6,500 dólares, para ir avanzando hasta el medio campo y vivir el partido por hasta 17,985 dólares.

Pero además hay algunos espacios exclusivos con todo incluido en el Club 72, ubicado en la yarda 50, detrás de la banca de los Kansas City Chiefs por precios que arrancan en los 23,000 dólares y suben hasta los 49,000 billetes verdes, es decir, que se pagarían 906,500 pesos mexicanos.

De acuerdo a Nick Álvarez, portavoz de la empresa de reventa legal en Estados Unidos, aún hay 3,400 boletos disponibles, de los 60,000 que se pusieron a la venta originalmente por parte de los organizadores del Super Domingo.

Los boletos se pusieron a la reventa a partido del 19 de enero y en promedio llegaron a costar 7,000 dólares por boleto y aunque por el momento esa cifra bajó a 6,300, no es precio definitivo y los precios se pueden incrementar dramáticamente conforme se acerca el evento.

Por ley se pueden vender y comprar entradas hasta una hora después de haber iniciado el evento del Super Bowl que incluye deporte y entretenimiento que dura aproximadamente unas tres horas y mucha gente espera hasta el final para comprar.

Aunque el 92% de los boletos por StubHub se compraron en Estados Unidos, el 4% se vendieron a aficionados en México, el 1% a canadienses y el resto a once países, entre los que se encuentran Japón, Brasil, España y China.

Por cierto que la asistencia internacional al Super Bowl se incrementó en un 10 por ciento en los últimos cinco años, especialmente entre aficionados de América latina y España.

Para el encuentro del 2 de febrero se espera aún más presencia latinoamericana por la cercanía de Miami con los países de esa región y la participación de la colombiana Shakira y la estadounidense de origen puertorriqueño Jennifer López.

Los aficionados extranjeros en las compras totales para el Super Bowl han ido creciendo y pasaron de 71 a 100 países entre 2015 y 2019, con mercados que incrementaron sus ventas en los últimos cinco años como Japón y su 112 por ciento, España con el 81, Brasil y su 80, Irlanda con el 75, Alemania el 61 y México en un 43.