La NFL es la mina de oro de los deportes profesionales

Aunque la temporada dura solo 150 días, la NFL genera más ingresos que cualquier otra Liga.

logo

Del 5 de septiembre al 2 de febrero próximos habrán pasado solo 150 días: eso es lo que dura la temporada de la NFL, menos de medio año, pero con eso alcanza para ser la mayor mina de oro de la industria del deporte profesional.

La Liga profesional del futbol americano de Estados Unidos generó ingresos aproximados de 15 mil millones de dólares solo la temporada pasada y la meta que se ha puesto para 2027 es llegar a 25 mil millones.

De hecho, el equipo con mayor valor comercial no solo de la NFL, sino de todo el mundo y de cualquier deporte, son los Dallas Cowboys, por 5 mil millones de dólares según la revista Forbes, pese a que el equipo de la 'Estrella Solitaria' acumula 23 años sin llegar a -ni ganar- un Super Bowl.

Publicidad

El que sigue en esta lista de la NFL son los vigentes campeones, los New England Patriots, séptimos en el listado, con valor de 3 mil 800 millones de dólares y los New York Giants completan el top 10 con activos por 3 mil 300 millones.

Robert Kraft ha llevado a los Patriots a ser la segunda franquicia más valiosa de la NFL.
AP

Una de las estrategias para mantener una relativa equidad entre los equipos consiste en repartir equitativamente la mayor parte de estos ingresos entre sus 32 equipos. Tras el calendario 2018-2019, se distribuyeron 8.8 mil millones de dólares para este efecto y cada franquicia recibió 274.3 millones, 33 por ciento más que hace cinco años. Esa cifra por sí sola cubre la nómina de cada plantel.

Tan solo cada partido de la campaña 2018-2019 celebrado en Estados Unidos fue visto en promedio por 15.8 millones de espectadores por televisión, mientras que el duelo del Campeonato de la Conferencia Americana entre los New England Patriots y los Kansas City Chiefs fue visto por 54 millones.

Publicidad

El Super Bowl LIII, entre los Patriots y los Rams de Los Angeles, fue visto por 98.2 millones de teleespectadores, además de generar 32.3 millones de interacciones en redes sociales solo en Estados Unidos. Y eso que no fue vista como una audencia positiva para la Liga.

No es casualidad, pues 19 de los 20 shows televisivos más vistos en la historia de EEUU son Super Bowls, encabezados por la edición XLIV, aquella en la que Malcolm Butler le interceptó a Russell Wilson en la jugada decisiva para darle el título a los Patriots sobre los Seattle Seahwaks, con 114.4 millones de televidentes.

Los contratos televisivos que ha firmado la Liga con las cadenas que tienen sus derechos de transmisión alcanzan los 5 mil millones de dólares anuales y se espera que dentro de un año, que muchos de esos acuerdos se renueven, se concreten por cifras mayores.

El deporte de las tacleadas ha mostrado el camino a seguir al resto de las Ligas en el mundo para hacer negocio.