Especial: De New England a Minneapolis

Los Patriots han sorteado diversidad de obstáculos para buscar el boleto al Super Bowl LII en Minneapolis, aunque aún faltan los más complicados

BAUDELIO GARCIA
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El inicio de temporada 2017 para New England Patriots no resultó sencillo al caer en la Semana 1 ante Kansas City Chiefs 42-27 (para tristeza de algunos) pero felicidad de muchos aficionados a la NFL, que no desean ver más al equipo que dirige el head coach Bill Bellichick en la próxima edición del Super Bowl LII en Minneapolis.El quarterback Tom Brady dejó entrever que era vulnerable y si quería repetir el éxito en la pasada edición del SúperTazón LI habría que ajustar piezas. Así se hizo, la derrota llegó en "buen momento", por lo que todos redoblaron esfuerzos en mejorar, sobre todo a la defensiva.En la Semana 2, los Patriots dejaron en claro que no serían blanco de burlas de los aficionados y por esa razón Tom Brady tomó las riendas de la ofensiva para doblegar 36-20 a los New Orleans Saints . La defensiva seguía aceptando puntos, pero en esta ocasión realizaron los ajustes necesarios, para evitar el segundo descalabro de la campaña, a pesar de jugar como visitantes.Ocho días después vendría otra dura prueba para New England , al regresar a su estadio ante Houston Texans. En partido dominado por las ofensivas el triunfo fue para los Patriots 36-33. Tom Brady sufrió de más, al venir de atrás para sacar el resultado favorable.En la Semana 4 regresarían los problemas para ellos, al caer 30-33 ante Carolina Panthers, las dudas retornaron a la organización. De nueva cuenta la defensiva sembraba sus dudas, ya que en cuatro partidos habían aceptado más de 100 puntos y así no se pueden conseguir títulos.El coach Bellichick siguió trabajando para mejorar el desempeño que los llevara a acumular los triunfos necesarios, que los ubicaron como líderes de la División Este de la Conferencia Americana. Para la Semana 14, enfrentarían a su némesis en Miami y fiel a la estadística, los Patriots cayeron 20-27 frente a los Dolphins, en el Lunes por la Noche. Las dudas estaban de vuelta aunque el domingo siguiente tendrían su “prueba de fuego” ante los Steelers en Pittsburgh.Las condiciones climáticas en la ciudad de Pensilvania no fueron las ideales, al registrarse una lluvia intensa y frío para ambos equipos. El resultado a favor de los Patriots 27-24 terminó con polémica, ya que un pase al ala cerrada de los Steelers, Jesse James no concluyó con puntos, debido a que el jugador no completó el proceso de pase y lo soltó en la zona de anotación.La regla es clara en cuanto al proceso de cada atrapada y los oficiales se apoyaron en ésta para no darle la anotación, del posible triunfo a los Steelers. Ambos seguramente se volverán a enfrentar en los próximos playoffs, para júbilo de los aficionados al futbol americano.El camino de New England rumbo a Minneapolis no está sencillo sobre todo al confirmarse que la defensiva de los Patriots, no es tan sólida como en años anteriores.

Las Revelaciones

La actual temporada de la NFL ha tenido de todo, sobresalen los desempeños que tienen al momento, Philadelphia Eagles , Minnesota Vikings , Los Angeles Rams y Jacksonville Jaguars. Todos estos equipos tenían pocas expectativas de éxito al inicio de campaña, pero su realidad es otra.Philadelphia tomó de una pequeña universidad (North Dakota State) a Carson Wentz y Los Angeles reclutaron a Jared Goff de California, la campaña pasada. En su momento, ambos equipos fueron criticados por ofrecer mucho a cambio de estos dos jugadores colegiales, ahora los resultados les dan la razón a las franquicias.Hace dos años tomó las riendas en Filadelfia el coach Doug Pederson y en su primera temporada solamente acumuló siete triunfos, nueve derrotas y mucho conocimiento. Para la actual campaña, logró llevar al equipo a ganar la División Este con la posibilidad de tener la mejor marca de la Conferencia y recibir los playoffs en casa.Los Rams hicieron cambio de timón para el 2017 y los resultados tuvieron efecto inmediato. Sean McVay, a los 30 años, se convirtió en el head coach más joven de la NFL y su inexperiencia no fue problema, para levantar al equipo. El cambio a Los Angeles tampoco fue inconveniente para controlar la División. Jared Goff se consolidó en su posición de quarterback respaldado por una defensa de respeto. El corredor Todd Gurley le quita presión a su mariscal de campo. Minnesota Vikings tiene la oportunidad de jugar un Super Bowl en casa, algo que nunca ha ocurrido en la historia de la NFL. La lesión de su mariscal de campo Sam Bradford no fue problema para ellos al tomar su puesto Case Keenum, quien a pesar de seis años de experiencia en la Liga (Texans y Rams) había pasado en la total incertidumbre.Con los Vikingos tuvo la oportunidad de ser titular y ha respondido. Keenum ha hecho una estupenda mancuerna con su receptor Adam Thielen. La defensiva de los Vikings se ubica en las tres mejores de la Liga, colocándolos con grandes posibilidades de Super Bowl, tomando en cuenta que Eagles perdió a su quarterback titular Carson Wentz, por lesión.Los Jaguars , por su parte, basan gran parte de su éxito en su defensiva que los ha catapultado a ganar su División (situación que no ocurría desde 2007) y que los tiene como el “Caballo Negro” para la próxima postemporada en la NFL.Jacksonville también es un equipo en reconstrucción que se está convirtiendo en una grata revelación y que representará un fuerte “dolor de cabeza” para aquel equipo que se encuentre en los playoffs.No olvides que toda la postemporada de la Conferencia Nacional estará en Televisa Deportes.com con los partidos ¡EN VIVO! y sí también el Super Bowl LII lo podrás disfrutar desde cualquier dispositivo móvil, el próximo domingo 4 de febrero.