Tarjeta de LeBron James se subasta en 1.8 millones y rompe récord

Es la pieza fabricada después de 1980 que alcanza el mayor valor de venta de todos los tiempos.

TUDN.MX
logo

Una tarjeta de la serie 2003-2004 de la marca Upper Deck de un LeBron James novato se, que incluye un pedazo de jersey y un autógrafo del mismo jugador, se vendió este domingo por 1.8 millones de dólares en la casa de subastas Goldin Auctions.

Este precio por la rara versión de la tarjeta impone una nueva marca para piezas modernas, es decir, que se fabricaran después de 1980 y es la tarjeta de basquetbol que se ha vendido a un mayor precio en la historia.

"Si nos referimos a la T206 de Honus Wagner, o a una de 1952 de Mickey mantle, probablemente esto no sería una novedad. Pero cuando estamos hablando de una tarjeta que literalmente se produjo hace 17 años y de un tipo que sigue jugando en la NBA, te deja en shock, al menos a mucha gente, coleccionistas. Es aquí donde mi industria en particular ha estado por años", comentó sobre el resultado de la subasta de la tarjeta de LeBron, Ken Goldin, fundador de su casa subastadora Goldin.

Esta venta récord supera la previa marca que se impuso en mayo en la misma casa subastadora cuando se vendió una tarjeta de la marca Bowman serie Draft Chrome Red Refractor de Mike Trout novato, que se vendió en 922,500 dólares. Esa tarjeta de beisbol de Trout fue una de solo cinco que se produjeron.

La casa de subastas ahora ha ayudado a romper tres récords de tarjetas modernas solo este año cuando vendió una tarjeta Logoman de la colección Upper Deck 2003-04 en la que aparecen LeBron James y Michael Jordan por 900,000 mil dólares, la tarjeta de Trout en mayo y ahora la tarjeta de James que se vendió el domingo.

El set de autógrafos y parches de novatos de Upper Deck típicamente producía solo 99 piezas de cada tarjeta, que incluía un parche de jersey de la temporada de novato del jugador y un autógrafo en la carta. Esta de James en particular, sin embargo, era parte del conjunto Patch Autograph Parallel que solo producía la misma cantidad de tarjetas que correspondían al número en la camiseta del jugador.

Con James usando el número 23, solo se produjeron 23 de esta tarjeta, y dado que el servicio de clasificación de la revista especializada Beckett la calificó como una gema de 9.5 (siendo 10 la calificación para una tarjeta en estado perfecto), fue una de las dos únicas tarjetas en particular calificadas tan alto.

2KMIL.jpg

Los estrellas que adornaron las recientes portadas del NBA 2K

Visual Concepts/2K Sports

1 / 12