Polémica en la NBA: los árbitros no cuentan una clavada y Houston pierde el juego

James Harden y los Rockets fueron acuchillados por el arbitraje en el duelo ante los Spurs.

logo

James Harden y los Rockets de Houston fueron víctimas del arbitraje luego de que uno de los árbitros no diera por buena una impresionante clavada ante los Spurs de San Antonio. Al final los Rockets perdieron el juego por 135 a 133 luego de la polémica jugada que incidió de forma directa en el marcador.

La jugada se dio cuando faltaban ocho minutos para que el duelo terminara, Rockets ganaba 102 a 89, James Harden cortó un ataque de los Spurs, se fue solo ante la canasta rival y consiguió una maravillosa clavada que por la fuerza entró y salió con la inercia que proporcionó la red.

A pesar de que en primera instancia la pelota parecía no haber entrado, la magia de la repetición y los reclamos hicieron evidente que la gran clavada era legal, pese a ello James Capers, el juez, no la dio por buena y pese a los reclamos del entrenador Mike D’Antoni, el árbitro se negó a revisar la jugada.

Publicidad

Como si se tratara de una maldición, los Rockets perdieron el rumbo, su juego decayó y perdieron el duelo en un doble tiempo suplementario por marcador de 135 a 133. Houston no ha dejado las cosas así y ya hizo un reclamo formal en el que pide que se le conceda la victoria o que al menos se repita el desenlace del partido. algo inédito en los 75 años de existencia de la liga.

Dallas Mavericks v Los Angeles Lakers

Los Angeles Lakers 100-114 Dallas Mavericks

Katharine Lotze/Getty Images

1 / 7