Los Knicks nombran presidente a un ex agente de jugadores

Leon Rose es la gran apuesta para dar dirección a una franquicia sin rumbo.

logo

Leon Rose pasó de ser agente de las grandes estrellas de la NBA a convertirse en el presidente de los New York Knicks con la misión de relanzar a una franquicia sin rumbo.

Steve Mills fue despedido apenas el 4 de febrero, a sólo dos días del cierre del mercado de traspasos de la NBA, pero antes de ello, en diciembre le habían dado las gracias a David Fizdale, con sólo 22 partidos disputados en la temporada.

Así llegó el antiguo director de la división de baloncesto en la agencia CAA Sports, León Rose.

El propietario de los Knicks, James Dolan, se refiere a este nuevo personaje en el comunicado que publicó el equipo en sus redes sociales.

Publicidad

"Leon es uno de los más respetados ejecutivos en el básquetbol profesional y creemos que es el líder adecuado para construir una organización ganadora para nuestros seguidores".

Tenemos confianza en que aporte la combinación correcta de experiencia y relaciones para garantizar el éxito a largo plazo de nuestra franquicia", comentó.

Este agente se convirtió en uno de los más poderosos de la NBA representando a grandes estrellas como Lebron James, Chris Paul o Carmelo Anthony.

Ahora tiene uno de los retos más difíciles, de acuerdo a la rotación de quienes ya tuvieron su puesto en la organización, habrá que hacerlos competitivos en la duela, pero también que sea de las franquicias más populares de la NBA, cosa que no será fácil si vemos que desde 2013 no han siquiera entrado a los playoffs.

Publicidad

"Nueva York es el epicentro del básquetbol y el Madison Square Garden siempre ha sido muy especial para mí", señaló Rose en el comunicado. "Ser parte de la revitalización de los Knicks y del básquetbol en el Garden es un desafío y una excepcional oportunidad".

Hoy se cree que los jugadores tienen cada vez más poder en la NBA y es por ello que esta contratación no es extraña dando seguimiento a lo que otras franquicias han hecho, dejar toda su operación de basquetbol en manos de quienes están entrenados en la mercadotecnia, que traen idea frescas y novedosas que a la postre lleven a conseguir resultados en la cancha y con ello, dinero a la franquicia.

Bob Myers es el ejemplo de los Golden State Warriors, un ex agente que logró construir al equipo que logró hacerse de tres anillos de campeón (2015, 2017 y 2018) y además que consiguió la sorpresiva contratación de Kevin Durant.

Otro ejemplo está en Los Angeles Lakers, quienes atrajeron a Rob Palenka en 2017, él fue agente de Kobe Bryant y ya logró que la mítica franquicia vuelva a estar entre los favoritos al título atrayendo a Lebron James y Anthony Davis.

Ahora es turno de los Knicks, que ocupan la penúltima plaza de la Conferencia Este con apenas 18 victorias y 42 derrotas lo que deja muy delgada la base de aficionados felices y que representa el reto que Rose tendrá que manejar para la reconstrucción de un equipo que guste, que gane, que emocione, porque no han podido levantar como esperaban.

Errores en las decisiones en las selecciones del Draft y que dejaran ir a una exestrella como Kristaps Porzingis serán parte de un pasado que deberán dejar atrás pronto en la búsqueda de tomar la posición que necesitan como franquicia exitosa.