Los hermanos Antetokounmpo, una historia de superación

Antes de brillar en la NBA, la vida no fue tan generosa para los cinco hermanos.

logo

"A veces, nuestro refrigerador estaba vacío", confensó Giannis Antetokounmpo, estrella de los Milwaukee Bucks y la NBA, en entrevista con The New York Times en 2013.

El testimonio nos remonta a los días de su niñez, cuando él, sus tres hermanos, su madre y padre tenían que vender todo tipo de objetos para no pasar hambre en Grecia; el país que renegó de ellos cuando los reflectores del otro lado del Atlántico aún no se posaban sobre 'The Greek Freak'.

Francis, Thanasis, Giannis, Kostas y Alex. En ese orden. Cinco hermanos que aprendieron de las ásperas lecciones da la vida a temprana edad, pero que sirvieron como motivación para alcanzar la felicidad --no la fama ni el poder--, como bien les aconsejó su padre un sinnúmero de ocasiones.

Francis, el mayor, es el único de la dinastía Antetokounmpo que no nació en Grecia y el que usó los pies para jugar con un balón antes que las manos. Sus padres, en busca de una vida mejor en el país atribuido como la cuna de la civilización occidental, decidieron dejarlo bajo el cuidado de sus abuelos para no correr riesgo alguno.

Publicidad

El resto hizo del basquetbol una pasión adquirida, ya que Giannis cuenta que su padre quería que todos sus hijos siguieran sus pasos como futbolistas. Fue gracias a Thanasis que Giannis, el más talentoso de los cinco, se dio cuenta de su talento escondido para el deporte ráfaga.

"Thanasis siempre fue el más fuerte y grande, pero un día mientras estábamos jugando basquetbol me animé a atacar la canasta y sorprendentemente logré brincar tan alto que pude realizar una clavada frente a su cara. Cuando regresé a casa lo primero que hice fue decirle a mi papá lo que había sucedido y supe que tenía que dedicarme a esto", confesó Giannis en 2019 para una marca deportiva.

Durante su adolescencia, Giannis y Thanasis compartieron unos Kobe 4's porque sus padres no podían costear un par para cada uno. Los hermanos relatan que de jóvenes nunca pudieron compartir la misma duela porque cuando Giannis salía del juego prestaba inmediatamente sus tenis a su hermano.

En julio de 2019, Thansis firmó con los Bucks de la NBA y, por primera vez, compartiría una misma duela con su hermano. Los giros que da la vida.

Publicidad

Kostas corrió con la misma suerte de jugar en la NBA cuando en el Draft del 2018 fue elegido por los Philadelphia 76ers, donde no tuvo los minutos adecuados y fue canjeado a los Mavericks. En Dallas tampoco tuvo la oportunidad y dos días después de ser cortado, los Lakers se hicieron de sus servicios.

El más pequeño de la dinastía, Alexis, se perfila para ser la figura del Draft de 2021. Los elogios le llueven por parte de su entrenador y su hermano Giannis, quien asegura que será mucho mejor que él.

"Sin duda creo que Alex puede ser mejor que yo. Siempre está motivado. De verdad quiere lograr sus sueños. Eso lo hace especial. Nunca está satisfecho".

De llegar a la NBA en un par de años, los Antetokounmpo podrían establecer un récord como el mayor número de hermanos jugando simultáneamente en la NBA.

Pero todo ello no es una certeza. Lo que sí es una realidad es la historia de vida que los cinco hermanos han compartido gracias al basquetbol.