Los Clippers rompen el sueño de Doncic

La quinteta angelina elimina a los Dallas Mavericks en Playoffs.

TUDN Y EFE
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Los Angeles Clippers, con un partidazo de Kawhi Leonard y un gran esfuerzo coral, rompieron el sueño de Luka Doncic, que pese a otra actuación gigantesca (46 puntos, 14 asistencias y 7 rebotes) no pudo evitar la eliminación de los Dallas Mavericks (126-111) en la primera ronda de los playoff (4-3).

El séptimo y definitivo encuentro de la serie más emocionante en lo que va de eliminatorias no decepcionó en absoluto.

Leonard estuvo imperial para los Clippers y acarició el triple-doble con 28 puntos (10 de 15 en tiros), 10 rebotes y 9 asistencias.

La estrella de los angelinos estuvo acompañada de maravilla por Marcus Morris (23 puntos y 5 rebotes) y Paul George (22 puntos, 6 rebotes y 10 asistencias) dentro de un equipo lleno de recursos en el que siete jugadores anotaron más de 10 puntos.

Los Clippers, que sobrevivieron a esta serie tras estar contra las cuerdas por 2-3, tuvieron un gran acierto en los triples (46 %).

También acabaron de rebote con la "maldición" local de esta eliminatoria en la que, hasta hoy, todos los partidos habían acabado con triunfos visitantes.

Los Clippers se medirán a los Utah Jazz en las semifinales de la Conferencia Oeste.

Por su parte, Doncic, que por segundo año seguido cae con los Mavericks frente a los Clippers en los playoff, no pudo terminar con una sonrisa una eliminatoria en la que ha dejado actuaciones descomunales y para el recuerdo.

El esloveno fue de más a menos (19 puntos solo en el primer cuarto), lo intentó hasta el final y acabó fundido tras jugar 45 minutos.

Sin embargo, el base no recibió un gran respaldo por parte de sus compañeros y sufrió el terrible porcentaje en los triples de los Mavericks (28 % con 10 de 36).

También la defensa de los de Dallas quedó muy señalada en esta derrota: resulta muy complicado ganar un séptimo partido en playoff cuando encajas 100 puntos en los tres primeros cuartos.