LeBron James sigue edificando su legado en Los Ángeles

El astro de la NBA marcha a la recta final de su carrera como ejemplo dentro y fuera de la duela.

ISRAEL GERMÁN
logo

En 2002 la cadena ESPN estaba haciendo historia al llevar sus unidades móviles y todo su despliegue tecnológico de la era a la preparatoria St. Vincent-St. Mary en Akron, Ohio, para montar una serie de transmisiones sin precedentes, ver el surgimiento de una nueva figura del basquetbol: LeBron James.

Pero llegar a ese punto de atención no fue fácil, ni rápido. James se crió en los vecindarios pobres del norte de Ohio, en la industriosa ciudad de Akron, hijo de una joven madre soltera que, por necesidad, se vio orillada a cambiar de apartamento en repetidas veces, causando entonces pequeño LeBron las molestias inherentes a las mudanzas frecuentes, pero con el común denominador de la carestía, de la pobreza y de vivir al día.

Con la perenne tentación de formar parte de una pandilla para empoderarse y tomar el atajo a los bienes materiales que paliaran las carencias de la infancia, James tomó la ruta larga y se inclinó por el deporte, por una vida sana y alejado de los problemas. El futbol americano y el basquetbol fueron su refugio.

La connotada revista Sports Illustrated se atrevió a llamarlo como ‘The Chosen One’ o mejor dicho ‘el elegido’ y su llegada a la NBA supuso todo un suceso, pues nunca el arribo de un adolescente a la máxima palestra del basquetbol en el mundo había generado tal expectación.

Deportistas empresarios.jpg

Cristiano Ronaldo acaba de anunciar que, aparte del futbol, le gustaría enfocarse en los negocios, confía en su equipo de trabajo y ‘será un desafío’.

Getty Images

1 / 18

En el Draft de 2003, los Cleveland Cavaliers hicieron válido su privilegiado primer puesto para seleccionar y no dudaron en tomar al hijo pródigo de Ohio para comenzar la historia de LeBron como profesional, a los 18 años. Desde el día 1 las comparaciones con Michael Jordan, hasta la fecha injustas, comenzaron y hasta hoy que está por comenzar su temporada 17 como profesional, lo han acompañado, como un aderezo, deseado o no, en su andar por la Liga.

James ha disputado un total de nueve Finales NBA en su carrera, ha ganado tres títulos, dos de ellos con Miami y el otro con los Cavs, quizás, por todo lo que significaba regresar a casa tras haberse ido no en los mejores términos, este tercero ha sido el más valioso de todos, y más por la manera en la que se logró y ante quién se capturó: recuperándose de un déficit de 1-3 ante los Golden State Warriors de Steve Kerr, Stephen Curry, Klay Thompson y Draymond Green.

James también posee dos medallas de oro olímpicas al representar al Team USA en Pekín 2008 y Londres 2012. Y dicen los rumores que es altamente probable que esté considerando sumarse al equipo estadounidense para Tokio 2020.

La lista de récords y logros que posee James es larga, tanto que no alcanzaría este texto para enumerarlos, pero quizás algo de lo más loable es que es el cuarto mejor anotador en la historia de la NBA, es el jugador en activo con más selecciones al Juego de Estrellas (15), es el único en promediar triple doble en Finales, en jugar ocho consecutivas y el único también en estar en el Top 10 histórico en puntos, rebotes, asistencias y robos.

Fuera de la duela

Difícilmente se puede ensalzar más el currículum de un deportista con la trayectoria de James, pero una de las cosas que más debe reconocerse es que considerando el duro entorno que tuvo James en su infancia y en su juventud, es que nunca ha tenido problemas extra deportivos, siendo un padre y profesional ejemplar, ligado a la controversia, pero no por las razones equivocadas.

Todo un activista social, en pro de las minorías, en particular de la comunidad negra estadounidense, James se ha confrontado con políticos como el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por su política discriminatoria y que favorece al sector supremacista blanco.

Pero no se trata de una voz disidente per se. En 2016, a través de su fundación, LeBron donó 41 millones de dólares para estudiantes de preparatoria de escasos recursos para que tuvieran asegurada su educación superior en la Universidad de Akron, pero eso no es todo, aunque ya de por sí fue un enorme gesto y muestra de su voluntad por cambiarle el futuro a muchos chicos que, como él, tuvieron una primera etapa de vida complicada.

Victorias sorpresivas en el deporte-2.jpg

Victorias sorpresivas en el deporte

1 / 23

En 2018 comprometió poco más de 100 millones de dólares para la construcción de la escuela ‘I Promise’ en Akron, donde casi 2 mil 500 niños estudiarán la primaria en condiciones muy favorables, con instalaciones de gran nivel, prestaciones como equipo de cómputo, bicicletas, alimentos, material de juego, y sobre todo la gran posibilidad de desdeñar las conductas antisociales porque tienen la opción de hacerlo.
Además, James es un gran empresario, con buen ojo, dicho sea de paso. Es el poseedor de cerca del 3 por ciento de las acciones del Liverpool FC, el prestigiado club de futbol inglés, dueño de empresas de comida rápida, startups, tiene un contrato vitalicio con Nike, y ha dejado claro su interés en el futuro de ser el propietario de una franquicia tanto de NBA como de NFL.

Otra de las páginas que está por escribir el astro de la NBA es que protagonizará la película Space Jam 2, en un anuncio que causó revuelo y que deja clara su intención de incursionar en la pantalla grande. No sabemos el éxito que pueda llegar a tener el filme, pero las comparaciones con Michael Jordan también pasarán de lo deportivo a lo 'artístico'.

Coco Gauff MX.jpg

Coco con 15 años gana su primer título WTA

AP

1 / 10