Las franquicias desaparecidas más importantes del deporte americano

Nada es para siempre y varias ciudades se quedaron sin sus amados equipos en las diferentes ligas.

logo

A lo largo de la historia del deporte estadounidense se han gestado muchas mudanzas, por diversos factores, que dejan corazones rotos en las ciudades en las que se genera un vacío y deja solo el recuerdo de las franqucias deportivas que desaparecen, generando nostalgia y melancolía.

Sin importar si se trata de la NBA, la NFL, de MLB o la NHL, las cuatro ligas deportivas estadounidenses más importantes han experimentado la 'muerte' de algunas de sus franquicias. En algunos casos, la continuación de la historia ha sido un éxito en su nueva ciudad, pero en otros, ni fu ni fa. Esta es la lista de las más importantes franquicias deportivas que descansan en paz.

Montreal Expos

En 1969, debido a la expansión de Major League Baseball, se abrió la posibilidad de que hubiera un equipo en la francófona provincia canadiense de Quebec. Y desde entonces hasta 2004, los Expos fueron una plaza ligamayorista. En 1994, en la que pintaba para ser su mejor temporada, una huelga de peloteros cortó esa posibilidad, pues usualmente Montreal fue una plaza no muy proclive al éxito deportivo, y cuando las cosas parecían inmejorables para ganar un título o al menos pelear por él, jamás se dio. En 2005 los Washington Nationals nacieron, tomando el lugar de los Expos. Los Nats fueron campeones de MLB en 2019.

Publicidad

Brooklyn Dodgers

Aunque con diferentes nombres, el club nació en 1884, y no fue sino hasta 1932 que acogió el nombre de Dodgers. En Brooklyn jugaron en el célebre Ebbets Field, hasta 1957, cuando el equipo se mudó a la ciudad de Los Ángeles para empezar una aventura por la costa oeste estadounidense. En Brooklyn, los Dodgers ganaron una Serie Mundial y le abrieron la puerta a Jackie Robinson, el primer jugador de raza negra en las Grandes Ligas. En Los Angeles, los Dodgers han ganado otras cinco coronas en el Clásico de Otoño y están plenamente establecidos en suelo californiano.

New York Giants

En 1885 nacieron los New York Giants, equipo que llamó al Polo Grounds su casa en Manhattan. Desarrollaron una gran rivalidad con los Dodgers, y muchos mencionan, que era tan intensa que llegaron al grado de trasladarla a la costa oeste de Estados Unidos, pues en 1958, un año después que sus rivales citadinos, los Giants se mudaron a la californiana ciudad de San Francisco. En su estadía en la Gran Manzana sumaron cinco títulos de Serie Mundial, pero en San Francisco ganaron otros tres Clásicos de Otoño. Con igual tradición, en la NFL también había unos Giants neoyorquinos, pero para diferenciarlos de los beisboleros, les llamaban New York Football Giants.

Publicidad

Atlanta Thrashers

La ciudad de Atlanta es la quinta más importante de Estados Unidos y quizá posea el aeropuerto más importante de la Unión Americana, pero le hacía falta algo, una franquicia de la National Hockey League. En 1997 la NHL le garantizó una franquicia a la ciudad y decidieron, tras consenso entre aficionados, llamarle Thrashers (es el nombre de un ave, no piensen mal). Sin embargo, los resultados deportivos jamás acompañaron a este equipo que quedaba como el malquerido en una ciudad en la que Falcons, Braves y Hawks eran más apreciados. En 2011, vendieron la franquicia a la ciudad canadiense de Winnipeg donde el hockey es toda una pasión, y pudieron recuperar a sus Jets, pues también se habían quedado sin equipo en Manitoba.

Quebec Nordiques

Pocas historias de la muerte de una franquicia son tan trágicas como la de los Nordiques. En 1979 el equipo recibió un cupo en la NHL, donde permaneció hasta 1995, aunque a decir verdad, nunca fue una franquicia ganadora, y siempre vivió a la sombra de su rival provincial, los todopoderosos Montreal Canadiens (el equipo con más Stanley Cups de toda la historia, con 27). Quizás su uniforme, sus colores y su logo, sean su mejor legado, usando los tonos de la bandera de la provincia de Quebec. En su último año, los Nordiques tenían un sólido núcleo de jugadores, contendientes a pelear por un título, pero el equipo fue vendido y reubicado en Denver, donde serían llamados el Colorado Avalanche. Para la temporada 1995-96 de la NHL, Colorado se proclamó campeón de la liga, con la base de jugadores de los Nordiques.

Hartford Whalers

Quizás lo más destacado en la historia deportiva de los modestos Whalers fue que en el ocaso de su carrera, Gordie Howe, uno de los más grandes de la NHL de todos los tiempos, militó en sus filas. Este equipo nació en 1979 y de inmediato tuvo como rival regional a los Boston Bruins. Pero Hartford es una ciudad pequeña en el pequeño estado de Connecticut, y jugar en una arena vetusta y con malos resultados deportivos, la mezcla perfecta para una mudanza. Para 1998 el equipo fue vendido y se pasaron a llamar Carolina Hurricanes, franquicia que en la temporada 2005-06 ganó la Stanley Cup, agregando un toque de amargura hasta Hartford. Su original logo y colores, el mejor legado que dejaron.

Houston Oilers

El equipo nació en 1960 como parte de la vieja American Football League y en 1970 se integraron a la NFL tras la fusión. En las filas de este equipo militaron grandes jugadores como Earl Campbell, Warren Moon, Haywood Jeffires o Bruce Matthews, y siempre se destacó su vistoso uniforme, con un tono de azul único. La gracia de la llamada 'Octava Maravilla del Mundo', es decir, el Astrodome, la casa que compartían con los Astros, envejecía pese a haber sido el primer estadio techado del mundo. Un desencuentro con las autoridades locales orilló a Bud Adams, el dueño, a mudar al equipo a la ciudad de Nashville, donde un año después de haber llegado, pasaron a llamarse Tennessee Titans. En el año 2002 la 'ciudad espacial' recuperó su equipo de NFL, llamado Texans.

Publicidad

Seattle Supersonics

En 1967 la NBA otorgó una franquicia a la ciudad de Seattle que fue bautizado como Supersonics, el primer equipo profesional de esa urbe. Su combinación de colores los hizo poseedores de uno de los uniformes más célebres de la NBA. En 1979, de la mano del jugador/entrenador Lenny Wilkens, los Sonics se proclamaron monarcas de la NBA, el que habría de ser el único título de su historia. La vetusta Key Arena, su casa, se iba avejentando cada vez más y la falta de un arreglo con las autoridades locales derivó en un triste, pero conocido, final: la venta y mundaza. En 2007 se despidieron de Seattle para convertirse en 2008 en el Oklahoma City Thunder. Seattle está más cerca del debut de su franquicia de NHL que de recuperar una de NBA actualmente.

New Jersey Nets

Luego de la fusión de la American Basketball Association y la NBA, los Nets se sumaron a esta última en 1976, y en sus filas tuvieron a Julius Erving, antes de que fuera la estrella que todos sabemos en los Philadelphia 76ers. Sin embargo, la existencia de los Nets en el 'pantano' no fue del todo exitosa. A mediados de los 90, cuando se supone iban en pleno ascenso, Drazen Petrovic, su estrella croata, murió en un trágico accidente en Europa. No fue sino hasta inicios del nuevo milenio que repuntaron y en 2002 y 2003 alcanzaron las Finales NBA, aunque en ambos casos, fueron derrotados. En 2012 abandonaron el IZOD Center para mudarse al moderno Barclays Center, donde pasaron a llamarse Brooklyn Nets y tuvieron un rediseño de imagen y dejaron atrás su poco agraciado uniforme de New Jersey.

Charlotte Bobcats

Tras la mundaza de los Hornets a New Orleans en 2003, la NBA pronto (un año después) le dio la oportunidad a la ciudad de Charlotte de recuperar una franquicia, y fue cuando nacieron los infames Bobcats. En 2005 se anunció que Michael Jordan compraba acciones minoritarias como propietario del equipo, y también se convirtió en presidente de operaciones de baloncesto, reclutando a Kwame Brown, una de las peores fallas en la historia del Draft de la NBA, resultando en un fracaso. Los Bobcats fueron de fracaso en fracaso, ya con MJ como dueño único de la franquicia, y finalmente en 2014, la NBA autorizó que el equipo recuperara el nombre de Hornets. Como Bobcats, en esa horrenda década de existencia, apenas dos veces clasificaron a Playoffs pero nunca ganaron un solo juego.