Las 5 cosas que nos dejaron los primeros capítulos de The Last Dance

Sin que sea un 'spoiler' queremos decirles lo que rescatamos de los dos episodios iniciales.

ISRAEL GERMÁN
logo

Desde las 9 de la noche, tiempo del este de Estados Unidos, la tendencia The Last Dance empezó a subir como la espuma en Twitter, por el lanzamiento del ansiado documental de diez capítulos en el que se relata la última temporada de los Chicago Bulls integrados por Michael Jordan, Scottie Pippen, Dennis Rodman y Toni Kukoc, entre otros, que había levantado altas expectativas.

Estas son las cinco cosas que rescatamos al término de la exhibición de los dos primeros capítulos del esperado documental, que por cierto estaba proyectado para lanzarse en junio de este año, pero debido a la pandemia del coronavirus los productores y la cadena ESPN decidieron adelantar el lanzamiento para darle algo de consuelo a los aficionados al basquetbol en su confinacmiento social.

1) Tendencia abrumadora en Twitter

Al término de los dos primeros episodios de The Last Dance, al menos en México, se registraron 340 mil tuits, una cantidad gigantesca considerando que es hasta el lunes que se puede ver el inicio del documental en Netflix. De acuerdo con Google Trends, Filipinas, Australia, Canadá, México, Puerto Rico y Estados Unidos, fueron los países en los que más búsquedas del documental o temas relacionados se realizaron, sin embargo, era todavía mayor la búsqueda de un streaming para ver en vivo el lanzamiento de los capítulos iniciales, es decir, los aficionados están ávidos en grado superlativo por verlo.

2) Definición de los personajes

En las historias deportivas siempre hay héroes y villanos, y una de las cosas que han quedado claras después de los dos primeros capítulos es que hay dos personajes que están empezando a ser odiados (aunque ya se sabía quiénes eran), etiquetados como los infames en este cuento: el entonces dueño de los Bulls, el señor Jerry Reinsdorf, pero en especial de quien fungió como el gerente general del equipo, Jerry Krause. Jordan y Pippen relatan cuán amarga, ácida, áspera, era la relación de estos con el GM.

En el caso de MJ, no tardó más de dos temporadas en sellar lo que habría de ser una relación odio-amor hasta su salida del equipo a través del retiro en 1998, un caso similar al de Scottie, aunque para este último, en su año final en Chicago, admite Pippen que "le faltaba al respeto (a Krause), no lo podía tolerar más", incluso relatando que en una ocasión en el autobús del equipo lo llenó de vituperios, que dejó absortos a los presentes.

3) El reconocimiento de compañeros y la prensa de cuán infravarolado era Scottie Pippen

Si hubo un momento en el que quedó clara la valía de Pippen en los Bulls fue precisamente en la última temporada que vistió ese jersey, la 1997-98, porque la empezaron sin él, y de hecho solamente jugó 44 partidos ese año con Chicago, situación que derivó en un tambaleante inicio de temporada en el que Jordan intentaba cargar solo con el equipo porque el talento alrededor no podía suplir todo lo que Scottie aportaba al equipo, como segundo mejor anotador, segundo mejor en rebotes, líder en asistencias y robos, pero el sexto en lo que a contrato se refiere dentro de la organización y 122 en la NBA en salario. "Me sentí ofendido", dijo Pippen sobre la situación que vivió en 1997-98.

4) El florecimiento de Jordan como una estrella de la NBA

En estos dos primeros episodios de The Last Dance, se ensalzó aquella temporada de 1986 en la que se fracturó un pie y en la que solamente participó en 18 partidos de temporada regular. A pesar de los cuidados que tuvieron los Bulls, Jordan se escapaba para jugar clandestinamente mientras se recuperaba, algo que le benefició personalmente pero que enfureció a Krause porque desacató las órdenes y que contribuyó a que siempre tuvieran una relación tensa, poco amable.

Getty Images
Michael Jordan

A su vuelta, los minutos estaban diseminados, para evitar que recayera en una nueva lesión, a razón de 14 minutos por encuentro, algo que frustraba a MJ. Con su empuje, metió al equipo a los Playoffs, pero tuvo la mala suerte de medirse al mejor del Este, los Boston Celtics de Larry Bird. Su debut en Postemporada fue ampliamente elogiado, con 49 puntos, aunque los Bulls cayeron, pero en el segundo choque de la serie MJ implantó lo que hasta ahora sigue siendo una marca de Playoffs al anotarle 63 puntos a Boston en en Garden, un juego que se fue a doble tiempo extra y que acabaron perdiendo de nuevo. De esa serie se recoge la frase de Larry Bird sobre Jordan "Ese no era Michael Jordan en la cancha, era Dios disfrazado de Michael Jordan".

5) Las frases de Michael Jordan

Es verdad que en los dos episodios iniciales de The Last Dance se recogieron una gran cantidad de testimonios, incluyendo a dos expresidentes de Estados Unidos, demócratas, dicho sea de paso, como Barack Obama, nativo de Chicago, quien dijo que era tan pobre cuando Jordan llegó a los Bulls que no se podía costear una entrada para verlo; y el caso de Bill Clinton, oriundo de Arkansas, quien supo de Scottie Pippen y que iba a ser una gran figura en la NBA. También hubo presencia de Bill Wennington, Steve Kerr, Kevin Kline, Charles Oakley, Phil Jackson, entre otros. Pero MJ dejó dos frases para guardar y aguardar la entrega de los capítulos 3 y 4 el domingo entrante.

"Cada vez que hablan de Michael Jordan, deberían estar hablando de Scottie Pippen", a quien declaró como el mejor compañero de toda su carrera y con quien era un deleite jugar.

"Mi personalidad innata es la de ganar a toda costa. Si lo tengo que hacer yo solo, entonces lo haré", una frase que se gesta en los años iniciales de MJ en Chicago, un equipo mediocre, sin mucho presupuesto ni figuras.

5 jordan.jpg

Michael y su segundo retiro

AP

1 / 10