La pareja LeBron-Davis empareja por grandeza la de Kobe-Shaq

El nuevo dúo dinámico de Los Angeles Lakers escribe su propia historia.

SAMUEL REYES
logo

El dominio de Los Angeles Lakers en las finales de la NBA destacó a dos grandes jugadores, al nuevo dúo dinámico de los angelinos, LeBron James y Anthony Davis a quienes se les compara con Kobe Bryant y Saquille ONeal.

Un comparativo que tiene que ver con la similitud con la que se combinaron para obtener resultados, dominar al rival, sumar puntos y elevar a la grandeza a su equipo como líderes de la quinteta sobre la duela.

Pero a pesar de que la grandeza los une en el comparativo, su temperamento los separa por completo, pues mientras LeBron y Anthony son muy cercanos y se caen bien, Kobe y Shaq mostraban mucha tensión, sacaban chispas hasta su separación, no se llevaban del todo.

Después del juego 2 de las Finales de la NBA donde sumaron más de 30 puntos cada uno, la historia mostró que la última vez que ello había sucedido fue en las finales de 2002, ese dúo eran Kobe y Shaq.

“Ni siquiera puedo creer que esté aquí hablando de mí y de Anthony Davis y de Kobe y Shaq” dijo LeBron James en un momento de asombro tras el partido 2.

¿Es Davis la mejor pareja que ha tenido LeBron en la NBA?

Fue en el juego 3 de las finales de 2002, cuando Kobe se sacó de la chistera dos tiros importantes en los minutos finales y luego festejó flexionando los bíceps como lo hacía Shaquille O’Neal. Lo superó por un punto. Había tensión, competencia… coraje.

El viernes del juego 2 en Orlando la cosa era distinta, LeBron anotó 33, Anthony Davis 32, pero los dos se veían felices por lo que había logrado el otro.

Una discusión al medio tiempo en el extrañamiento de LeBron a lo que el equipo estaba haciendo, se transformó en un abrazo al final del juego entre ellos dos.

“Somos dos tipos que deseamos ganar sin importar las circunstancias, nos queremos asegurar de hacer lo que sea necesario para ayudar al equipo a ganar” aseguró Davis.

AD aceptó que no es común ser testigos de algo así. “Es raro ver a dos personas completamente desinteresadas trabajando así, juntos. Sabemos que tenemos algo especial entre nosotros dos y este equipo”.

Esta dupla se espera tras las entrevistas para ir al vestidor abrazados y bromeando entre ellos, está en su naturaleza y se refleja en la cancha. Se miran y entienden, corren y actúan y se empoderan mutuamente durante los juegos en los que el respeto mutuo se nota.

No pasaba lo mismo entre Kobe Bryant y Shaquille O’Neal, el también músico escribió una canción donde le decía a Bryant que le besara el trasero, mientras que ‘Black Mamba’ en alguna ocasión se refirió al Shaq como ‘gordo y fuera de forma’.

La química siempre es importante, más cuando buscan el título y se ha notado en la entrega de James y Davis, pues por otro lado, las finales de 2004 ante los Detroit Pistons se perdieron por los Lakers porque ya no había conexión entre Kobe y Shaquille. Poco después, se separaron.

Hoy es más probable que Davis se quede con los angelinos antes que se vaya como agente libre y si las cosas van tan bien como hasta ahora, si que podrían igualar los tres campeonatos que lograron juntos Bryant y O’Neal.

LeBron James está más preocupado por su impacto social que por un legado en la NBA