La NBA apuesta por la salud mental de sus jugadores

A partir de la próxima campaña, todos los equipos deberán tener un psiquiatra.

logo

La National Basketball Players Asssociation (NCAA, por sus siglas en inglés) quiere que la NBA se preocupe por sus jugadores y para ello, todos los equipos, sin excepción, deberán contar con personal experto en salud mental a partir de la siguiente campaña.

Chris Bosh, Kevin Love, y Paul Pierce son algunos jugadores de alto perfil cuyos casos de depresión, ansiedad y paranoia son bien conocidos, y en parte ocasionados por la presión de jugar en un nivel de exigencia tan alto que termina por aislarlos.

El sindicato quiere evitar casos como estos y el próximo 12 de septiembre en Chicago se llevará a cabo una reunión donde se pulirá la iniciativa con la liga, que planea que cada franquicia cuente con un profesional en salud mental y un psiquiatra.

Publicidad

Aunado a ello, todos los equipos deberán tener un plan escritor y un registro de todos los casos de salud mental que se presenten en el año.

Sin embargo, la NCAA y la NBA no logran ponerse de acuerdo respecto a la confidencialidad de los casos, ya que los dueños quieren saber qué pasa por la mente de los jugadores a quienes les pagan grandes sumas de dinero.