El guardia de seguridad que venció a Michael Jordan

Un hombre tan cercano a la estrella de Chicago que hasta se tatuó el ‘jump man’.

TUDN.MX
logo

La nueva entrega de ‘The last dance’ descubrió la historia del guardia de seguridad Michael Wozniak, quien en una apuesta venció a la estrella de la NBA y los Chicago Bulls, Michael Jordan.

No te pierdas lo mejor de los deportes excepto futbol aquí.

Todos esperan las declaraciones de las superestrellas de la NBA en el documental de Michael Jordan, qué vivieron, qué problemas afrontan y cómo los resolvieron, pero también en el aspecto más humano se desarrollaron historias humanas, cercanas y que en su propia naturaleza son anécdotas divertidas.

Y así fue cuando Michael Wozniak y Michael Jordan jugaron a la ‘rayuela’, lanzando monedas a la pared para ver quién podía llegar más cerca. En el juego entre ambos se cruzó una apuesta monetaria.

Todos esperarían que el ganador fuera el protagonista, pero es Wozniak quien logra la victoria, el dinero del premio y la oportunidad de regresarle a Michael Jordan el famoso ademán de encogimiento de brazos que la estrella de los Bulls le había recetado a los Trail Blazers.

Si, ese momento que inmortalizó Jordan el 3 de julio de 1992, cuando en el primer juego de las finales de la NBA ante los Portland Trail Blazers metió seis balones de larga distancia que encontraron canasta antes del medio tiempo, 18 puntos de los 35 que anotó en ese lapso y tras lo cuál se encogió de brazos en un ademán que pasó a la historia y que fue imitado en todas partes cuando se domina de esa forma.

Wozniak y Jordan trabajaron muy de cerca durante décadas, incluso después del retiro del baloncesto de la super estrella. El guardia en cuestión fue veterano del ejército de Estados Unidos y era policía de Chicago cuando comenzó a laborar con ‘MJ’ y su familia en un turnos de medio tiempo, pero que cuando no estaba en servicio iba a los juegos con el basquetbolista y hasta viajaba a otros países para protegerlo a él y su familia cuando se iban de vacaciones.

La relación entre ambos fue tan cercana, que Jordan convenció a Wozniak de tatuarse el logotipo famoso de la marca del jugador, el ‘Jump man’ y el guardia de seguridad cedió el brazo para llevar esa imagen.

La competitividad de Michael Jordan era a toda prueba, aún en ese pequeño juego sin importancia en el que destinaron el momento para simplemente pasar el tiempo, poniendo un poco de condimento con la apuesta, pero claro, en las imágenes que el documental no oculta, se notó que le dolió perder.

Wozniak falleció el 18 de enero de 2020 pero ahora su curioso capítulo quedará en la memoria de quienes rieron al verlo en el sexto capítulo de la serie.

JORDAN

El último tiro de Michael

BETH A. KEISER/ASSOCIATED PRESS

1 / 10