Warriors se pone a uno de la barrida

Kevin Durant brilla en la duela y comanda el tercer triunfo al hilo de los Golden State Warriors sobre los San Antonio Spurs

AGENCIA
logo

Los Golden State Warriors doblegaron el jueves 110-97 a los San Antonio Spurs, un equipo que comenzó la jornada enlutado por la muerte de la esposa de su entrenador y la concluyó a una derrota de ser barrido en la serie de postemporada.Kevin Durant contabilizó 26 puntos, nueve rebotes y seis asistencias por los Warriors, que pueden resolver la serie de primera ronda si se imponen el domingo como visitantes en el cuarto partido.Los Spurs jugaron un día después del deceso de la esposa del entrenador Gregg Popovich, Erin, quien libró una larga batalla contra una enfermedad no precisada. Erin y Gregg Popovich se casaron hace cuatro décadas, y tenían dos hijos y dos nietos.San Antonio no mostró algún video conmemorativo ni propuso guardar un minuto de silencio antes o durante el partido. Fue un esfuerzo aparente para que sus jugadores se tomaran este encuentro como algo rutinario.Resultó imposible.El entrenador no estuvo en su lugar acostumbrado junto a la cancha. En vez de ello, se ausentó para acompañar a su familia. El asistente Ettore Messina dirigió el equipo en lugar de Popovich."Todos estamos destrozados, dolidos", dijo el argentino Manu Ginóbili durante el entrenamiento matinal el jueves. "Todos sabemos la clase de persona que es Pop. Muy pocos la clase de dama que era Erin. Es doloroso". Los detalles del partido, aquí Ginóbili no anotó puntos y consiguió apenas un par de rebotes en 16 minutos. LaMarcus Aldridge lideró a San Antonio con 18 tantos.