Triunfo del Real Madrid en Euroliga

Gustavo Ayón aporta 11 unidades y Real Madrid derrota 90-86 al Brose en Euroliga

REDACCIÓN
logo

MADRID, España, Feb. 25, 2016.- El Real Madrid dio un importante paso en su camino hacia las eliminatorias de cuartos de final de la Euroliga, tras imponerse este jueves por 86-90 en su visita a la pista del Brose alemán, liderado por un eficaz Sergio Llull, máximo anotador del partido con 21 puntos.

Pero ni el acierto de Llull, que tan sólo falló dos de los ocho triples que intentó, evitó el sufrimiento al conjunto blanco, que sólo pudo respirar tras el soberbio tapón del mexicano Gustavo Ayón sobre el estadounidense Bradley Wanamaker, que sentenció a nueve segundos del final la victoria madridista.

Tal y como advirtió la víspera el técnico Pablo Laso, el Real Madrid sufrió, y de lo lindo, para salir victorioso de su visita a la pista del Brose alemán, un fortín que hasta hoy tan sólo había sido capaz de asaltar el todopoderoso CSKA de Moscú.

Dos jugadores que fueron básicos en la remontada del Real Madrid, aunque si alguien fue hoy responsable del triunfo blanco fue el base Sergio Llull, que a base de triples y más triples permitió al equipo español (16-12) reengancharse al partido.

Un auténtico festival de triples al que se unió de manera inesperada el pívot Felipe Reyes, que con dos lanzamientos desde más allá de la línea de 6,75 puntos permitió al Real Madrid tomar la delantera en el marcador (31-35) mediado el segundo cuarto.

Volvió a intentar la escapada el equipo madridista en el tercer parcial a base de lanzamientos triples, una fórmula que permitió al Real Madrid alcanzar una máxima renta de diez puntos (47-57), que pareció encarrilar definitivamente el choque para los visitantes.

Pero el Brose, que ya ha derrotado este curso ante su público a rivales de la talla del Maccabi, el Unicaja de Málaga o el Barcelona, no estaba dispuesto a claudicar y de la mano del alero Darius Miller, fue recortando poco a poco su desventaja hasta alcanzar los últimos siete minutos de juego por delante (77-76) en el marcador.

Un tiempo en el que el Real Madrid tiro de oficio, personificado como nadie por Felipe Reyes, que anotó los cuatro tiros libres con el que el conjunto blanco resolvió sus dos últimos ataques, para sumar un valioso triunfo (86-90) que acerca a los de Pablo Laso a los "playoff".