¡Corona abollada sobre la bocina!

Houston vence 122-121 a Golden State en el día inaugural; los campeones Warriors reciben sus anillos y les anulan tiro ganador sin tiempo en el reloj

AGENCIA
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Consulta los resultados de la NBA AQUÍ Consulta los standings de la NBA AQUÍ Consulta las estadísticas de la NBA AQUÍ Kevin Durant tiró a canasta demasiado tarde y los Rockets de Houston remontaron en el último cuarto para imponerse 122-121 a Golden State, la noche en la que los Warriors recibían sus anillos de campeones por la temporada pasada.Los Warriors tuvieron una última oportunidad cuando quedaban 10,6 segundos en el reloj, y Durant consiguió el balón tras un lanzamiento fallido de Stephen Curry. Durant y los Warriors creyeron que habían ganado y empezó a caer el confeti cuando los dos árbitros que quedaban --el tercero se lesionó en el último cuarto-- revisaron la jugada y determinaron que la canasta de Durant había salido tras la bocina.Un triple de Trevor Ariza cuando quedaban 2:09 puso a Houston 119-118, y después Patrick McCaw encestó inmediatamente después de un tiempo muerto de Golden State. James Harden dejó una bandeja y PJ Tucker encestaron dos tiros libres con 44,1 segundos para poner el 122-121.Nick Young salió del banquillo para encestar seis triples y anotar 23 puntos en un brillante debut con los Warriors, Curry anotó 22 puntos y Durant alcanzó 20 tras un inicio lento. Klay Thompson sumó 16 puntos.Chris Paul anotó cuatro puntos tras encestar 2 de 9 tiros en su debut para Houston, mientras que Harden anotó 27 puntos y Eric Gordon 24 para los Rockets. Houston abrió el último cuarto con una racha de 9-0 para volver a meterse en el partido.Los Warriors encontraron su ritmo al principio pero no lograron cerrar el resultado, tras una pretemporada acortada dado su reciente viaje a China para disputar dos encuentros contra Minnesota.Aun así, este inicio de temporada quedó muy lejos de la derrota 129-100 que sufrieron hace un año en casa ante San Antonio, en el debut de Durant con los Warriors, cuando Golden State llegaba de una temporada récord de 73 victorias y de perder las finales de 2016 ante Cleveland.