¿Quién fue Jules Rimet y por qué la Copa del Mundo de la FIFA llevaba su nombre?

Conoce la historia del directivo francés, el hombre que le dio forma al Mundial como lo conocemos hoy en día.
Lead
El trofeo Jules Rimet en una exposición de la vida de Pelé.
Por: Fernando Vázquez
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido
Jules Rimet fue uno de los pilares no solo de la FIFA sino del futbol actual gracias a que el directivo francés fue partícipe de la creación de la Copa Mundial de la FIFA, el máximo certamen deportivo por excelencia en el planeta.
Nacido en un pequeño pueblo de la campiña francesa en 1873, Jules Rimet sería el hombre que llevaría la práctica del futbol a un entorno global y le empezaría a acuñar el verdadero significado a la FIFA que perdura hasta nuestros días.
Como presidente de la Federación Francesa de Futbol (el primero en la historia), Rimet dejó en claro que sus políticas se encaminaban hacia la democratización de la práctica del balompié, actualmente el deporte más popular del planeta pero que tuvo pasos turbulentos.
Tomó cargo como el tercer presidente de la FIFA en 1921 y apuntaló los ideales creados en la Federación Francesa y dio su apoyo para la organización del torneo de futbol en los Juegos Olímpicos en París 1924.
Después de un par de incursiones exitosas en la justa olímpica, Jules Rimet dio el paso definitivo al ser el promotor principal para la creación de la Copa Mundial de la FIFA que tuvo su primera edición en Uruguay en 1930, además de instaurar las bases y reglas generales del certamen como su periodicidad de cada cuatro años.
Rimet se erigió así como el 'padre de los Mundiales', el gran paso que necesitaba el balompié para popularizarse poco a poco.

JULES RIMET DIO EL NOMBRE AL PRIMER TROFEO ENTREGADO EN LOS MUNDIALES

Una vez pasada la Segunda Guerra Mundial, los Mundiales se erigieron como símbolo de paz y, también, de masificación en el gusto por la práctica del futbol, la semilla que Jules Rimet había plantado desde 1928 con la instauración de la primera Copa del Mundo ya había dado varios frutos.
Incluso, durante la gestión de Rimet al frente de la FIFA, sus movimientos políticos fueron pieza clave para mantener la armonía y el avance del deporte, enfrentó por ejemplo el boicot de los países de la Gran Bretaña contra el organismo rector del futbol mundial (dado su estatus como creadores del deporte). Al final, los países británicos empezaron a incorporarse formalmente en 1946 a la FIFA.
Y justo en ese mismo año fue que en el Congreso de FIFA celebrado en Luxemburgo, las asociaciones miembro acordaron dar el nombre de Jules Rimet al trofeo que se entregaba en ese entonces al equipo ganador de la Copa del Mundo como símbolo de reconocimiento al hombre que creó la competición deportiva más importante hasta la actualidad.
En Brasil 1950, el trofeo se llamó oficialmente Jules Rimet y siguió en Suiza 1954, evento en donde se tuvo la última participación del directivo francés quien se retiraría ese año como presidente de FIFA. Jules Rimet falleció en octubre de 1956 en su natal Francia pero su legado perduró en la organización, forma y reglas de los Mundiales y, por consiguiente, en el crecimiento del futbol como deporte universal.