¿Dónde está la Copa Jules Rimet?

El destino de la primera Copa Mundial de la FIFA está rodeado de misterio
Lead
TUDN
Copa Jules Rimet y el misterioso destino del primer trofeo de la FIFA
Por: Samuel Reyes
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido
La Copa Jules Rimet, llamada así desde 1946 para premiar al Campeón del Mundial de futbol de la FIFA, tiene un destino rodeado del misterio y tras los dos robos se cree perdida para siempre, pero ¿será verdad?

LA PRIMERA VEZ QUE LA COPA JULES RIMET ESTUVO EN PELIGRO

En la Segunda Guerra Mundial muy pocas cosas escaparon del control de los Nazis y la Copa Jules Rimet, que se ordenó se fabricara en oro, tenía un alto precio por sus materiales, pero aún más por el valor simbólico de la misma.
Por ello no es de extrañarse que quien amara al futbol lo suficiente hiciera algo para defenderla y lo curioso es que en pleno fascismo, fuera un italiano quien la protegiera.
Fue Ottorino Barassi quien en esos tiempos era el presidente de la Federación Italiana de Futbol y vicepresidente de la FIFA quien aprovechando que Italia había logrado ganar la Copa, fue al banco cerca de Roma en donde estaba resguardada, la sustrajo y la guardó en su casa
Fue en una caja de zapatos que colocó debajo de su cama donde el preciado trofeo se quedó a resguardo entre 1941 y hasta 1946.

EL PRIMER ROBO DE LA COPA JULES RIMET

El trofeo más preciado en el mundo del futbol debía ser admirado por todos y previo al Mundial de Inglaterra 1966 se exhibió en Westminster donde tenía guardias y una caja de cristal, pero que tenía una base de madera que se forzó para robar la Copa.
Scotland Yard pasó días trabajando en encontrar el trofeo ante el escándalo que se publicitó en toda Inglaterra y que hizo eco el mundo entero: Inglaterra perdió la Copa.
Fue Pickles, un perro que sacó a pasear Dave Corbett, quien en un matorral olfateó un bulto cuidadosamente envuelto en periódicos y cuando Corbett lo revisó, notó en su interior el objeto más codiciado de Inglaterra.
Corbet entregó a las autoridades el trofeo, no sin antes sufrir una investigación por haberse convertido en el sospechoso número uno del robo, pero una vez que hubo detenciones y se probó su inocencia todo regresó a la calma.
Además se le premió por el Club Nacional de Deportes que le entregó una suma de $1,500 dólares y Pickles obtuvo alimento gratis de por vida, al convertirse en el héroe nacional puesto que Inglaterra ganó el mundial en casa y si pudo levantar la Copa Jules Rimet en el festejo.

EL SEGUNDO ROBO Y DESAPARICIÓN DE POR VIDA

Brasil ganó en 1970 su tercer mundial y por ello se cumplió la primera orden al respecto: el primer equipo que lograra tal hazaña, podría quedarse con la Copa Jules Rimet para siempre y así desde que Pelé la tomó en sus manos en el Estadio Azteca, la ‘Canarinha’ fue dueña de la estatuilla de la ‘Diosa de la fortuna’, hasta 1983, cuando la volvieron a robar.
Sergio Pereyra se organizó con un par de maleantes en un bar, José Luis ‘Bigote’ Viera y Francisco ‘Barba’ Rocha y sustrajeron de la Federación Brasileña de Futbol la preciada Copa.
Se había dicho que en Brasil se ama tanto el futbol que sólo pensar en el robo del trofeo era un sacrilegio, más aún sería robarlo, pero sucedió.
Tras el robo, llevaron la Copa Jules Rimet al taller de un argentino conocido por la compraventa de metales preciosos de dudosa procedencia, era el argentino Juan Carlos Hernández quien cuando fue aprehendido por la policía declaró haber fundido la pieza para vender el oro en pequeños lingotes.

LOS MITOS DEL DESTINO DE LA COPA JULES RIMET

Se ha rumoreado que desde que cambiaron su base de cuadrada a hexagonal en 1958 se creó una réplica para poderla presentar públicamente y que la Copa Original está en un lugar inaccesible en la sede de la FIFA.
Otro de los mitos dicen que desde el robo en Inglaterra no se volvió a mostrar la Copa original en público y que la pieza robada no era siquiera la original, y que por ello los ladrones la desecharon, pues nunca pudieron comprobar que el detenido que arrestaron fuera el autor del robo y tampoco se supo cómo fue que la Copa Jules Rimet apareciera en plena calle.
El mito más doloroso para los aficionados habla de su destrucción, como lo dijo en su momento Juan Carlos Hernández, pero tiempo después, el mismo argentino cambió su versión, asegurando que el robo fue una orden de un coleccionista italiano que les pagó $100,000 dólares y que desde entonces, la Copa está en suelo italiano,
En el año 1995 tras el fallecimiento George Byrd, un joyero inglés a quien la federación de ese país encargó una réplica por el robo en 1966, se realizó una subasta en la casa Sotherby’s de una reproducción hecha en bronce y con un triple baño en oro bajo la denominación “Copia de la Copa Jules Rimet” que un comprador anónimo adquirió por 254,000 libras esterlinas, lo que fue un precio desorbitado y muchos creen que no era una réplica, sino la Copa Original.
La FIFA admitió después haberla comprado ante la sospecha de que fuera la auténtica pues tras entregársela a Bobby Moore en la ceremonia de premiación del Mundial Inglaterra 1966, la original se había cambiado por la réplica durante los festejos en Londres.
La versión oficial dice que fue fundida y por tanto, desapareció para siempre, pero todo es una posibilidad para el mito que transformó el trofeo en el 'Santo Grial' del futbol.