Argentina abandona partido tras irrupción de autoridades brasileñas

La policía paró el Brasil-Argentina para intentar deportar a cuatro jugadores Albicelestes.
placeholder
Conmebol suspende Brasil-Argentina tras escándalo con autoridades brasileñas
Por: Álvaro Cruz Santibáñez
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Autoridades sanitarias brasileñas interrumpieron el duelo entre Brasil y Argentina para deportar a Emiliano Martínez, 'Cuti' Romero, Emiliano Buendía y Gio Lo Ceso. Ante los empujones que hubo, la Albiceleste decidió abandonar el campo y no jugar si sacaban a sus compañeros. Conmebol anunció la suspensión del juego mediante su cuenta de Twitter.

"Por decisión del árbitro del partido, el encuentro organizado por FIFA entre Brasil y Argentina por las Eliminatorias para la Copa del Mundo queda suspendido. El árbitro y el comisario del partido elevarán un informe a la Comisión Disciplinaria de la FIFA, la cual determinará los pasos a seguir. Estos procedimientos se ciñen estrictamente a las reglamentaciones vigentes. Las Eliminatorias para la Copa del Mundo es una competición de la FIFA. Todas las decisiones que atañen a su organización y desarrollo son potestad exclusiva de esa institución".

Argentina decidió que no iban a jugar el partido si no estaban presentes sus cuatro compañeros. Messi y Scaloni salieron del vestidor a platicar con las autoridades de Conmebol para explicarles. Se escuchó que Scaloni les dijo: "Se acabó, pueden jugar, así nos dijeron, pero se esperaron a que empezara el partido para venir".

Leo Messi y Scaloni platicaron con Tite, Neymar, Casemiro y Militao, además de oficiales del partido, pero al no llegar a un acuerdo, Scaloni abrazó al técnico de Brasil y le dijo que lo entienda, pero no van a jugar el partido si no están completos.

En el túnel se quedó Messi con Dani Alves, quien fue a ver el partido, y le comentó que decidieron no jugar ante lo sucedido. Le dijeron a Messi que los fueron a buscar al hotel para deportarlos, pero al no verlos ahí tuvieron que llegar las autoridades al partido. Todo esto se escuchó en la transmisión del partido.

La decisión se tomó después de que Argentina decidió retirar su equipo luego que fiscales de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa, regulador) de Brasil irrumpieron en la cancha, cuando transcurrían seis minutos, ante la denuncia de que cuatro jugadores habían suministrado informaciones falsas en inmigración.

Los deportistas son Emiliano Martínez y Emiliano Buendía (Aston Villa) y Cristian Romero y Giovani Lo Celso (Tottenham), quienes después de actuar la semana anterior con sus clubes de Londres viajaron a Suramérica para integrarse al seleccionado argentino.

Las normas sanitarias brasileñas vigentes exigen que las personas que estuvieron en los últimos 14 días en Reino Unido, India y Sudáfrica deben cumplir una cuarentena obligatoria de 10 días y de acuerdo con la Anvisa los deportistas suministraron "informaciones falsas" al respecto durante su proceso de inmigración.

Martínez, Romero y Lo Celso habían saltado al campo como titulares, mientras que Buendía estaba en el banco de reservas. Los cuatro jugadores llegaron a Brasil el viernes provenientes de Caracas, donde Argentina derrotó el jueves por 1-3 a Venezuela en la jornada anterior.

Con el partido suspendido, Brasil decidió realizar un entrenamiento abierto para la prensa y el público de 1.500 invitados que estaban en el estadio mundialista del Corinthians y así preparar el encuentro del jueves en el estadio Arena Pernambuco de Recife ante Perú.

Argentina, por su parte, abandonó el estadio fuertemente escoltada por la Policía y se dirigió al hotel en el municipio de Guarulhos, desde donde embarcará para Buenos Aires y recibir el jueves en el estadio Monumental de Núñez a Bolivia, informó la agencia de noticias EFE.

placeholder
Brasil quiso deportar cuatro seleccionados argentinos previo al clásico