Selección mexicana, una influencia para el equipo 30 de la MLS

El mercado en Charlotte, nuevo equipo de la liga, se vio impactado por los juegos del Tri.

logo

La ciudad de Charlotte ya tiene su equipo de MLS y la Selección Nacional de México puede haber jugado un papel importantísimo para que eso haya ocurrido.

El Tri es el único equipo nacional del mundo que se siente local en dos países.

El respaldo es el mismo, ya sea que se juegue en suelo mexicano o en Estados Unidos y dentro de esa particular condición, la ciudad de Charlotte y el estado de Carolina del Norte han ejercido en años recientes el papel de anfitriones perfectos.

Todo comenzó casi diez años atrás, cuando la Federación Mexicana de Fútbol anunció que en marzo de 2010 enfrentaría en un partido amistoso a Islandia en Charlotte, en el inicio de una de sus tantas giras por ciudades estadounidenses.

Publicidad

Y el público local respaldó al conjunto azteca en masa: más de 69.000 aficionados se dieron cita aquella vez en el Bank of America Stadium en el centro de ‘la Ciudad Reina’.

La impactante respuesta de la afición local generó una nueva costumbre: México volvería a ser ‘local’ en Charlotte en dos ocasiones más.

En junio de 2011 -en un encuentro doble por la Copa Oro de ese año- 46.000 personas se acercaron al estadio para respaldar al Tri, que protagonizaba un cartel que también incluía a las selecciones de Costa Rica, El Salvador y Cuba.

En junio de este año fueron 60.000 los aficionados que llenaron de emoción al estadio en otro doble partido de Copa Oro, en una noche que contó con Canadá, Cuba y Martinica como equipos también participantes.

Publicidad

La huella de la Selección de México en Charlotte es profunda. Tanto, que días atrás ya se pusieron a la venta los boletos para una nueva presentación del Tri en el Bank of America Stadium.

Será el 26 de marzo, ante un rival todavía por confirmar.

Lo que sí queda confirmado es que la ciudad y ese estadio en particular se han convertido en una nueva plazas de Major League Soccer gracias a la relevancia que desde hace una década le brinda la mayor potencia futbolística de Concacaf.

Desde aquel empate sin goles entre México e Islandia en 2010 hasta hoy, todo ha sido una carrera ascendente en el plano futbolístico para Charlotte.

Seguro, luego vino una interesante serie de amistosos entre clubes europeos de primer nivel, y hasta algún partido de exhibición de la constantemente premiada selección femenina de Estados Unidos.

Todos ellos, partidos multitudinarios, pero la primera vez fue con el Tricolor, y el romance no se extingue.

Una década después, Charlotte recibe una franquicia de Major League Soccer. La número 30, la que -definitivamente- pone a la liga en otra dimensión en cuanto a presencia geográfica y estratégica en toda América del Norte.

Mientras todo el mundo se congratula por la noticia dada a conocer el martes, vemos que la población latina en Carolina del Norte, y en Charlotte en particular, crece de manera exponencial (un 22% entre 2010 y 2017, con una amplia mayoría de emigrados desde México).

Publicidad

Un signo más de que el sudeste de Estados Unidos (donde ya hay equipos en Atlanta y Orlando; y donde Miami y Nashville se sumarán en 2020) es territorio absolutamente fértil para el fútbol.

Ese despertar que supuso la llegada de la Selección de México en 2010 hoy se corona con la obtención de una franquicia de MLS.

Si Charlotte hoy festeja el anuncio de su propio equipo, también se puede haber alzado alguna copa con la intención de brindar en las oficinas de la FMF en Ciudad de México. Este gol -en parte- también es del Tri.