Washington Nationals: gigante discreto de las Grandes Ligas

La franquicia jugará su primera Serie Mundial en 50 años tras un pésimo inicio de año.

logo

Decía José Alfredo Jiménez en su legendaria canción ‘El Rey’ que “no hay que llegar primero, sino hay que saber llegar”; y esa es precisamente la historia de los Washington Nationals en los Playoffs de las Grandes Ligas.

Al 23 de mayo, con 50 partidos jugados, los Nationals tenían marca de 19-31. Solo había cuatro equipos con récords más bajos: Baltimore, Miami, Kansas City y Detroit.

Pero para el equipo de la capital de los Estados Unidos, la temporada giró 180 grados desde ese día, con 74 victorias en los 112 partidos restantes del año. En ese lapso, solo Houston tuvo mejor récord, solo una derrota menos, y Washington y Dodgers tuvieron exactamente los mismos números.

Además, los Nationals cerraron la temporada regular con ocho victorias al hilo y 10 triunfos en sus últimos 11 partidos, tras un irregular inicio de septiembre que los tuvo al borde de la eliminación.

Publicidad

El 20 de septiembre, el manager Dave Martínez volvió al dugout tras cinco días de ausencia. El problema: una opresión en el pecho y pérdida de sensibilidad en sus brazos durante el partido ante los Braves del día 15. Un susto que pudo ser algo mucho peor sin una rápida reacción de su staff, que lo mandó directo a un hospital.

El regreso de Martínez coincidió con el cierre descomunal de los Nationals, con los últimos 11 partidos de la temporada.

El récord global de Washington en la campaña de 93 victorias y 69 derrotas fue el segundo más bajo de los ocho equipos que llegaron a la Ronda Divisional, pero desde esta noche, la capital está por recibir una Serie Mundial por primera vez desde 1933.

Específicamente para la franquicia de los Nationals, que nació en 1969 y que hasta 2004 fue la de los Montreal Expos, el 'Clásico de Otoño' es una instancia inédita que conocerán justo en la celebración de sus 50 años.

Publicidad

Los Washington Senators llegaron por última vez a la Serie Mundial en 1933, la ganaron en 1924 y en 1960 la franquicia se convirtió en los Minnesota Twins que conocemos hoy en día.

Enfrente pueden tener al equipo con más títulos de las Grandes Ligas, los New York Yankees, o al que tuvo la mejor marca en la actual temporada y que, además, mantiene la base del equipo campeón de 2017, los Houston Astros.

Pero nadie va a quitar la fiesta que iniciará el 25 de octubre próximo cuando el Nationals Park reciba el tercer partido de la serie por el título de las Mayores.