Toño de Valdés | ¿Play ball en mayo?

La propuesta de MLB para arrancar la temporada tiene varios factores a su favor.

logo

La emergencia sanitaria debido al Covid-19 ha afectado al mundo entero y los deportes no se han quedado atrás.

Diferentes eventos y torneos han sido cancelados o pospuestos. Tal es el caso del béisbol de las grandes ligas.

El Opening Day pactado para el 26 de marzo quedo atrás y ahora el comisionado Rob Manfred y los directivos de la MLB buscan una solución para poder llevar a cabo la temporada 2020.

Han existido múltiples versiones sobre el futuro del béisbol de los Estados Unidos, sin embargo, la última y más probable es muy interesante.

Publicidad

La intención es llevar a los 30 equipos de la liga a la zona de Phoenix- una de las menos afectadas por el virus- para iniciar la actividad, tentativamente, en el mes de mayo. Debido a la capacidad estructural, parecería un panorama factible.

La ciudad de Arizona cuenta con diez campos utilizados durante el Spring Training, además del Chase Field, estadio de los Diamondbacks. Todos ellos y otros 20 recintos en los alrededores serían utilizados para albergar los juegos.

Los equipos serían aislados en diferentes hoteles y solo harían recorridos hotel-estadio y viceversa.

Los juegos tendrían una duración de siete entradas y se llevarían a cabo dobles partidos por día con la intención de recuperar el tiempo perdido. Por su parte, los jugadores estarían sentados en las gradas guardando la sana distancia, sin usar el dogout.

Publicidad

En cuanto a las reglas, un robot sería el encargado de cantar las bolas y los strikes, mientras que los umpires solo se encargarían de determinar pelotas en juego.

Los diferentes comisionados buscan la manera de regresar lo antes posible y parece que llevar toda la actividad- como lo intentaría, de igual manera, la NBA en Las Vegas- a una sola sede, es la respuesta que han estado buscando.