Toño de Valdés | Dos sorpresas, una en cada circuito

Si se estuviera jugando con las condiciones del 2020, la temporada regular de las Ligas Mayores habría concluido con dos grandes sorpresas.

logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Si se estuviera jugando con las condiciones del 2020, la temporada regular de las Ligas Mayores habría concluido con su calendario de 60 juegos y tendríamos dos grandes sorpresas, una en cada circuito: Gigantes de San Francisco en la Nacional y Medias Rojas de Boston en la Americana.

El éxito de los californianos se ha basado en la base veterana que tiene el manager Gabe Kapler, especialmente el pitcheo abridor con Kevin Gausman, Alex Wood, Johnny Cueto y Anthony DeSclafani que suman de manera combinada 21 triunfos y la ofensiva de Evan Longoria (en este momento en la lista de lesionados), Buster Posey y Brandon Crawford que suman ya entre los tres 33 homeruns y 93 remolcadas.

San Francisco busca acabar con una racha de cuatro años de temporadas perdedoras, no han llegado a playoffs desde 2016 todavía con Bruce Bochy como piloto y Madison Bumgarner como máximo referente.

En todos los análisis previo al inicio del 2021 se hablaba de la gran batalla que se veía venir entre los Dodgers de Los Ángeles y los Padres de San Diego y no se equivocaron, pero hay un tercer invitado en el Oeste del viejo circuito y luego de un tercio de campaña no se vislumbra que San Francisco vaya a bajar los brazos.

Mientras tanto, en otra de las divisiones poderosas del beisbol, el Este de la Americana, encontramos a los actuales monarcas del circuito encabezando y jugando gran pelota, los Rays de Tampa Bay que ya no es casualidad que estén en un sitio de honor y aspirando a playoffs.

Los Yankees de Nueva York de nuevo están en un sube y baja que tiene preocupados a sus millones de aficionados y entre los Rays y los Yankees la gran sorpresa de la Americana los Medias Rojas de Boston, que en el 2020 fueron simplemente una sombra quedando en el último sitio del sector, inclusive por debajo de los Orioles de Baltimore.

Indudablemente el regreso de Alex Cora como manager ha sido factor para el despertar de los patirrojos y aunque sigue siendo objeto de críticas por el robo de señales de los Astros de Houston queda claro que es un gran líder y busca repetir el gran éxito que consiguió en 2018 cuando llevó a Boston a ganar la Serie Mundial.

El dominicano Rafael Devers está poniendo números para pelear por el MVP ya con 15 cuadrangulares y 48 carreras impulsadas, además de la colaboración de Xander Bogaerts, J.D. Martinez y el mexicano Alex Verdugo que han estado muy consistentes todo el año. La gran muestra de lo que está haciendo Boston se dió el fin de semana cuando se metieron a Yankee Stadium para barrer a los “Bombarderos del Bronx” y todo lo inició Nathan Eovaldi el viernes con una sólida labor de seis entradas para su séptima victoria del año.

El camino para Gigantes y Medias Rojas es largo todavía y viene lo más complicado que es mantenerse, pero lo conseguido hasta ahora permite que se vea con optimismo lo que resta del calendario.